El descuartizador confeso de Marta Calvo intentó contratar a prostitutas antes de desmembrarla

El autor confeso de la desaparición en Manuel de Marta Calvo, Jorge Ignacio P. Foto: EP
El autor confeso de la desaparición en Manuel de Marta Calvo, Jorge Ignacio P. Foto: EP

Jorge Ignacio Palma llamó por teléfono a varias prostitutas para contratar sus servicios durante la mañana del 7 de noviembre, mientras guardaba el cadáver de Marta Calvo recién muerta y todavía sin desmembrar. Jorge hizo esas llamadas entre las 7:00 y las 15:00 horas del día 7 de noviembre. Ni siquiera había salido a comprar las herramientas que según su versión usó para descuartizar el cadáver. A la Guardia Civil le contó que a esas horas se despertó y tras ver el cuerpo de Marta que habría fallecido de forma accidental pensó en suicidarse. No es el único aspecto de su versión que no cuadra a los investigadores una vez que se van reconstruyendo los pasos del sospechoso las horas posteriores a la muerte de Marta.

Jorge Palma siguió un recorrido con varias paradas repartiendo los restos entre Silla, Alcira y Masanasa separadas hasta 50km uno de otro, intercalando una pausa para comprar las herramientas con las que se deshizo del cuerpo de Marta Calvo. Fue en Ollería pasadas las cinco de la tarde del siete de noviembre y sólo unas horas después de la muerte de la mujer. En las imágenes de las que dispone la Guardia Civil se le ve entrando en el supermercado con paso tranquilo, buscando minuciosamente entre los estantes las herramientas que usaría en el macabro descuartizamiento incluio un par de guantes de látex. La operación le llevó seis minutos tan sólo antes de tomar rumbo  a una ferretería donde se lleva dos serruchos, uno de madera y otro específico para cortar hierro. No fue su único paseo, algo salió mal en el descuartizamiento de Marta, porque según las imágenes del atestado de la Guardia Civil recogidas de las cámaras de seguridad el día siguiente 8 de noviembre de nuevo acude a un establecimiento de Valencia a la misma hora para comprar detergentes y un producto desatascador.

Su abogado, Oscar Fernández, incide en algo que ya adelantó OKDIARIO. Las imágenes corroboran la declaración de Jorge Palma incluso en las horas. Sólo que corroboran la parte de su declaración en la que dice cómo se deshizo del cadáver , pero no corrobora que Marta muriera de forma accidental como Jorge se empeña en contar en sus declaraciones. Jorge Palma tuvo una veintena de días para preparar esa declaración, según su abogado fue de motu propio ya que el letrado insiste en que  no vio a Jorge hasta que le atendió legalmente tras entregarse y por tanto no le ayudó a preparar sus declaraciones.

Y aunque es cierto que el hallazgo de tejido de Marta Calvo en las tuberías de la casa del acusado coinciden con su versión de que descuartizó el cuerpo en la ducha, ni el juez instructor ni los investigadores dan crédito a su versión de cómo falleció la víctima. Mientras Jorge Ignacio Palma insiste en que tras una noche de sexo y cocaína se despertó junto al cadáver de Marta que habría fallecido de forma accidental, y presa del pánico decidió deshacerse del cadáver, los investigadores no creen su versión ya que de ser así la opción más lógica era preservar el cadáver y por supuesto había dispuesto de 24 horas para avisar a la Guardia Civil en vez de invertirlas en comprar las herramientas y descuartizar el cuerpo.

Precisamente es el cuerpo de Marta el que puede revelar la verdad sobre su muerte, violenta según creen los investigadores, por eso continúan las tareas de búsqueda en el vertedero de Dos Aguas en Valencia rastrillando toda la basura en busca de cualquier vestigio de Marta Calvo.

Jorge no es el único que está bajo la lupa de los investigadores, también su madre que tardó 13 días en entregar a la Guardia Civil ropa y dos dispositivos electrónicos que se llevó a Baleares tras visitar a su hijo en Valencia horas después del crimen.

“La madre se llevó un jersey y una camiseta tras preguntarle si se las iba a poner, al obtener una negativa se las llevó…y el ipad que se llevó también a Baleares fue porque no lo usaba” asegura Oscar Fernández abogado del acusado sin precisar si esa ropa era la que vestía el acusado los días en que murió Marta y él se deshizo del cadáver. Tanto Jorge en la carta que entregó en su detención, como su abogado, son contundentes en exculpar a la madre del acusado en la desaparición de Marta.

Según Jorge, como su abogado, la madre de Jorge no sabía nada de la desaparición de Marta y no notó nada especial en su hijo. “Estuvimos el día 8 y 9 en la casa de Ollería, yo no fui a la casa de Manuel ( donde murió Marta y Jorge descuartizó el cuerpo ), yo estaba un poco mal y necesitaba descansar y Jorge me cuidaba” . Una versión que choca con la del testigo que asegura que la vió en el domicilio de Manuel horas después de la desaparición de Marta diciendo que había estado limpiando la casa. Tampoco encaja mucho que Jorge, sólo unos minutos antes de la llegada de su madre a Valencia, salió a comprar detergente y desatascadores que supuestamente usó para limpiar la escena del descuartizamiento. Es decir, Jorge no pudo acabar la terrible tarea el día 7 y continuaba comprando productos el día 8 de noviembre, el mismo día que la madre llegó para celebrar su cumpleaños con él.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias