Sueño

Perder peso mientras duermes es posible y además muy sencillo

Perder peso mientras duermes es posible y además muy sencillo
Perder peso mientras duermes es posible y además muy sencillo

Adelgazar sin hacer deporte o dejar de comer es el sueño de muchas de las personas que sin querer ganan peso fácilmente pero no consiguen perderlo con la misma rapidez. Es importante remarcar que esto se consigue con una alimentación sana y también ejercicio, ahora bien, también se puede perder peso mientras duermes.

Es cierto que es posible adelgazar durante la noche si sabemos seguir algunas directrices que ayudarán al cuerpo a eliminar calorías sin quemarlas haciendo deporte.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que deberíamos dormir las horas suficientes para que nuestro cuerpo descanse y tenga tiempo de hacer todo el proceso por fases que este reset mental y corporal implica.

Para ello siempre se recomienda dormir un mínimo de 8 horas, en una cama cómoda que se adapte a nuestro cuerpo, sin nada que esté demasiado ceñido a la piel y en una posición lo más erguida posible; debemos evitar encogernos al dormir también por el bien de nuestros huesos y músculos y de la postura corporal que mostramos a lo largo del día.

Hábitos para dormir mejor

Aun así, algunas recomendaciones que no se suelen decir porque parece que son una cuestión de gustos y que son precisamente las que nos pueden ayudar a quemar unas calorías extras mientras dormimos, son por ejemplo el hecho de dormir en completa oscuridad, mantener una temperatura corporal adecuada o descansar lejos de cualquier aparato electrónico que pueda emitir luz azul de onda corta.

La primera condición podemos conseguirla fácilmente si bajamos completamente las persianas y cerramos la puerta de la habitación para evitar también cualquier ruido y favorecer un descanso ininterrumpido.

Respecto a la segunda y a la tercera, lo que se ha demostrado es que elementos como la luz azul o una temperatura inadecuada, pueden ser claves para activar la función de nuestro organismo dedicada a quemar grasas, pues la luz azul, por ejemplo, interrumpe la producción de melatonina.

En cuanto a la temperatura, la más recomendada es entre 15 y 19 grados, ya que de esta forma el organismo quema grasa para mantener la temperatura corporal.

Lo que debemos saber también es que no dormir lo suficiente puede hacer que ganemos peso, y aunque evidentemente perder peso mientras duermes no funcionan si durante el día no seguimos una dieta saludable o mantenemos un ritmo de vida activo.

Ponerlas en práctica sí que pueden ayudarnos a darle un pequeño empujón a nuestro cuerpo para llegar a conseguir finalmente que nuestro objetivo de peso se refleje en la pantalla de nuestra báscula.

Lo último en Salud

Últimas noticias