Ejercicio físico

Por qué contar con un ayudante cuando hacemos pesas

pesas
El ejercicio de pesas suele ser uno de los más complicados de realizar.

El ejercicio de pesas suele ser uno de los más complicados de realizar. Debemos tener claros una serie de parámetros.

El ejercicio de pesas suele ser uno de los más complicados de realizar. Debemos tener claros una serie de parámetros que marcan el ritmo de las pesas y que sin duda pasan por contar con una persona que nos asesore, ayude y vigile de cerca nuestro entrenamiento. No podemos hacer pesas de golpe, pues el riesgo de lesionarnos es bastante común.

El ayudante puede ser un profesional de deporte, un entrenador personal, pero también otra persona que no tenga demasiada relación pero pueda darnos su soporte.

A la hora de entrenar los brazos

Cuando entrenamos los brazos es una buena idea contar con la figura de un ayudante que esté  ahí para poder sacar la pesa y luego ponerla de nuevo en el soporte. Esto se suele realizar al inicio de entrenar y todavía no somos muy dados a este tipo de levantamiento.

Sentadillas

Se recomienda hacer sentadillas con las pesas. En este caso, también puedes tener un ayudante para controlar y subir estas pesas que tanto cuestan.

Para evitar lesiones

Realizar correctamente el ejercicio de pesas puede salvarnos de desarrollar dolores y lesiones. Para evitarlo, el ayudante estará ahí para darnos soporte en todo lo que necesitemos.

El entrenador que aconseja

Además, puede ser perfectamente la figura de un entrenador personal que nos aconseja a realizar correctamente este tipo de entrenamiento. Le preguntaremos, nos supervisa el ejercicio, nos mide, comenta el peso a levantar en cada momento y también define nuestra progresión. Realmente es el mejor ayudante que podemos tener, pero no siempre es sencillo disponer de un entrenador para nosotros mismos.

Ganamos seguridad

Si tenemos a un compañero cuando practicamos pesas adquirimos mayor seguridad para después poder hacer este ejercicio solos. Es especialmente importante cuando cogemos cargas más elevadas y de gran peso. Así nos cogerá las pesas cuando realmente no podamos aguantar más.

Motivación

Si entrenamos con otra persona entonces es mejor. Pues el ayudante puede convertirse en un compañero con el que entrenar. Por un lado, nos motivamos para seguir nuestro entrenamiento con el fin de superarnos y superarle, y por otro, este ejercicio es mucho más entretenido y dinámico.

 

 

Temas

Lo último en Salud