Expertos piden estar «muy alerta» ante el aumento disparado del mosquito transmisor del virus del Nilo

virus del nilo
Culex pipiens, mosquito del virus del Nilo Occidental en América del Norte.

La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA) ha pedido «estar muy alerta» ante el incremento «disparado» de la población del mosquito transmisor del virus del Nilo Occidental, los ‘Culex’ (género ‘pipiens’ y ‘perexiguus’).

El virus del Nilo Occidental acabó con la vida de ocho personas en Andalucía en el año 2020. Se trató de un brote inesperado que, gracias a la efectiva colaboración entre el sector de la Sanidad Ambiental y la Administración, pudo ser rápidamente controlado.

«Dos años después, parece que la amenaza, lejos de desaparecer, se ha incrementado. Y es que la población de mosquitos se ha disparado en las últimas semanas en los términos sevillanos de La Puebla del Río, Coria y Palomares», alerta ANECPLA.

Ante esta situación, recomiendan «permanecer en situación de alerta tanto a la Administración competente como a los ciudadanos de la zona y ofrece la colaboración del sector para evitar que surjan este año nuevos casos».

Así lo afirma su director general, Jorge Galván, quien tiene claro que «en una situación como la provocada por el virus del Nilo Occidental, la colaboración entre el personal experto en gestión de plagas y Sanidad Ambiental y las Administraciones competentes resulta fundamental si queremos eliminar riesgos potenciales y reales para las personas».

Ya el pasado año, ANECPLA colaboró con la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía tanto en la evaluación del terreno para la prevención de posibles nuevos brotes como en la formación del personal de la Administración para el conocimiento y las habilidades necesarias para la gestión de los mosquitos transmisores del virus.

Este año, ANECPLA insiste de nuevo sobre la importancia de permanecer alertas ante esta amenaza, reitera su compromiso con la Administración Pública y recuerda la importancia asimismo implicar a los ciudadanos en esta labor de control.

«No podemos dejar de lado en ningún caso a la ciudadanía, porque de ella depende poner en práctica normas preventivas tan importantes como la limpieza de criaderos de mosquitos, domésticos y peridomésticos, es decir, aquellos que permanecen en aguas estancadas, albercas, tanques o cualquier recipiente al aire libre que pueda acumular agua. Por nuestra parte, desde ANECPLA continuaremos realizando campañas de información a la población con la recomendación de medidas para la eliminación de focos domésticos y protección personal de la vivienda», ha comentado Galván.

No hay transmisión de la fiebre del Virus del Nilo Occidental de persona a persona, sino que solo se produce a partir de la picadura del mosquito ‘Culex’. Por este motivo, la Asociación considera que las medidas de prevención de la infección en humanos se deben centrar en evitar las picaduras, empleando todas las medidas necesarias, como colocar telas mosquiteras en ventanas y puertas, así como, en la medida de lo posible, evitar transitar por zonas de humedales al atardecer y el amanecer o usar manga larga y repelentes si es necesario.

Si bien es cierto que en el resto del territorio español el virus todavía no se ha detectado, ANECPLA recuerda que «no es descartable que pueda llegar a circular en otras áreas, especialmente ahora en verano, momento álgido de reproducción del vector transmisor».

Lo último en Actualidad

Últimas noticias