Ejercicio físico

Qué partes del cuerpo casi nunca entrenamos

partes del cuerpo
Existen una serie de partes del cuerpo que casi nunca se entrenan como los trapecios.

Es fundamental ejercitar por igual todas las partes del cuerpo con el objetivo de que no se produzca ningún tipo de desequilibrio entre ellas.

Las personas que van al gimnasio repiten en la gran mayoría de casos la misma rutina de ejercicios. Es decir, utilizan los mismos aparatos a diario, practicando actividades idénticas. No obstante, existen una serie de partes del cuerpo que casi nunca se entrenan como los trapecios.

Es fundamental ejercitar por igual todas las partes del cuerpo con el objetivo de que no se produzca ningún tipo de desequilibrio entre ellas. El entrenamiento equitativo es muy importante para que el cuerpo se encuentre en perfecta armonía.

Antebrazos

Son una de las partes del cuerpo que menos se entrenan. Por lo general queda relegada a un segundo plano ante los bíceps y los tríceps. Muy pocas personas saben que entrenando adecuadamente los antebrazos se consigue añadir más potencia a los brazos, además de proteger las muñecas, fortaleciéndolas ante posibles caídas.

Oblicuos

Del mismo modo que pasa con los antebrazos, un alto porcentaje de personas que acuden al gimnasio entrenan los abdominales, y muy pocas los oblicuos. Sin embargo, es una parte muy importante que ayuda a definir y tonificar la zona, además de aumentar la resistencia y la fuerza.

Trapecios y redondos mayores

Otra de las partes del cuerpo que casi nunca se entrena son los trapecios y los redondos mayores. Por lo general, se trabajan otros músculos de la espalda, dejando a estos de lado. No obstante, son muy importantes para mantener las cervicales en perfecto estado de salud.

Piernas

Una gran parte de aquellos que van al gimnasio solo se preocupan de entrenar el tren superior. Sin embargo, las piernas también son fundamentales, tanto para mantenerse en forma como para tener un buen estado de salud. Es esencial recordar que unas piernas más fuertes permiten tener mayor potencia y, así, se reduce de forma notable el riesgo de lesión durante los entrenamientos.

Por último, cabe destacar la importancia de entrenar y ejercitar por igual todas las partes del cuerpo. Lo mejor es contar con el asesoramiento de entrenadores, con una gran formación y experiencia en el ámbito. Son muchos los errores que se cometen en el gimnasio, los cuales es importante conocer para evitarlos. Solo así es posible mantenerse en forma y conseguir la mejor versión de uno mismo.

Últimas noticias