Dietas

Descubre cuál es tu dieta ideal según tu tipo de sangre

Dieta según el tipo de sangre
dieta-tipo-sangre

La dieta del tipo sanguíneo es una de las más populares en la actualidad. Nació hace algo más de dos décadas de la mano del doctor Karl Landsteiner. Fue él quien descubrió los cuatro grupos sanguíneos: A, B, AB y O. Un descubrimiento por el que ganó el Premio Nobel de Medicina en 1930.

Posteriormente, fue su hijo, Peter D’Adamo quien desarrolló la dieta basada en el tipo de sangre. Tal y como él mismo señala, la dieta ideal para cualquier persona depende de cuál sea su grupo sanguíneo. Se trata de una característica que hace que el organismo necesite mayores o menores cantidades de determinados nutrientes.

Dieta según el tipo de sangre

El planteamiento se basa en la teoría de que cada tipo de sangre representa ciertos rasgos genéticos de los antepasados en lo relativo con la evolución de la humanidad.

Tipo 0: quienes tienen este tipo de sangre tienen un mayor riesgo a sufrir distintos trastornos inflamatorios y autoinmunes, así como artritis, asma y obesidad. Estas personas necesitan consumir mayores cantidades de carne magra, así como frutas y verduras. Es recomendable que limiten el consumo de lácteos y huevos.

Tipo A: los alimentos más importantes para las personas son sangre tipo A son las frutas, cereales, legumbres y verduras. A pesar de que el pescado tiene un amplio abanico de beneficios para la salud, su consumo debe ser limitado, del mismo modo que otros alimentos como carnes, embutidos, leche y derivados lácteos. Este grupo sanguíneo está más enfocado hacia una dieta vegetariana, basada en productos naturales.

Tipo B: las personas con el grupo sanguíneo B tienen una mayor predisposición a quemar grasa, por lo que les resulta relativamente sencillo perder peso. En este caso es importante consumir grandes cantidades de frutas y verduras de hoja verde. También pescados, huevos y productos lácteos. Es importante limitar el consumo tanto de semillas como de frutos secos.

Tipo AB: las personas que se encuentran en este grupo se caracterizan porque tienen un sistema inmunológico muy tolerante, aunque su aparato digestivo es algo sensible. La dieta ideal consiste en evitar el consumo de carnes rojas y favorecer los pescados, mariscos, lácteos y frutas. Hay una serie de alimentos que se recomienda evitar: vinagre, alimentos en conserva, cítricos, alcohol y pimienta.

Lo último en Salud

Últimas noticias