psicología

Cómo cultivar la amistad y beneficios de hacerlo

Cómo cultivar la amistad y beneficios de hacerlo
Cómo cultivar la amistad y beneficios de hacerlo

Quien tiene un amigo tiene un tesoro. Esto dice el refrán y en una mayoría de veces esto es así. Muchas veces no somos conscientes de que el tiempo pasa y no sabemos cómo cultivar la amistad. ¿Sabías que hay muchos beneficios de hacerlo? Te damos algunos pequeños tips para que aprendas a mantenerlas.

Verás cómo te sientes mejor cada día porque esto permite gozar de una mejor salud mental y psíquica.

Amistad y Covid-19

En tiempos de pandemia, y por el bien de todos, son muchas las amistades que no hemos podido cuidar como esperábamos. No nos hemos podido reunir con nuestro grupo de amigos por ser demasiados, pero hemos inventado nuevas formas, como cenar todos juntos de forma virtual. Sea como sea no hay nada como la presencialidad parar reírnos de los chistes de unos y otros y de poder cultivar la amistad que nos une.

Las relaciones humanas de calidad son un seguro de vida en momentos adversos. Recogemos las claves para tejer un buen círculo de amistades en tu vida personal y profesional.

Amigos: cuestión de calidad y no de cantidad

Los que dicen tener muchísimos amigos están mintiendo. Una cosa son conocidos, y otra amigos de verdad. Ésos se cuentan con los dedos de las manos porque aquí cuenta realmente la calidad y no la cantidad.

Otra reflexión que debemos hacernos, especialmente estos días que podemos pensar más y conectar con ellos, sea en una terraza, a comer, por teléfono o por videollamada, es pensar en si realmente los necesitamos todos. Pues seguro que muchos no nos aportan nada, están ahí y punto.

Seguir compartiendo aficiones

Muchas personas son amigos porque comparten unas mismas aficiones. De hecho, se han conocido en un gimnasio o en algún lugar donde hay algo que los une. En este caso, y para cultivar la amistad hay que seguir haciendo esas aficiones que tanto nos gusten aunque en este tiempo sea menos posible.

Más allá del networking

Debemos diferenciar de aquellos contactos que tenemos, sea por el ámbito más bien laboral o de estudio, de la amistad en sí. Ahora bien, cuando seguimos quedando con una persona de nuestro ámbito laboral o contacto con la que tenemos aficiones comunes y nos caemos bien, entonces puede volverse amistad.

Cómo cultivar la amistad y beneficios de hacerlo

¿Qué hacen los directivos para cultivar estos contactos? dedican al menos un día a la semana a hacer un café para quedar con diferentes personas que integran sus contactos, sus círculos laborales o bien amistades. Si no podemos hacerlo de forma presencial, no hay excusa, está el café virtual que puede funcionar igual que el otro. La idea es cultivar esta amistad para que no se apague.

Entender al otro

Hay muchos contactos y amistades que se han quedado por el camino porque no ha habido un entendimiento sobre un tema, simplemente porque alguien dejó de llamar. Y esto es una pena. Hay que entender al otro, ponerse en sus zapatos, perdonar y ser algo más asertivo.

Da el primer paso

Si tienes esa amistad algo marchitada porque ni quedáis ni tampoco os llamáis, ¿has pensado en dar el primer paso o vas a quedar esperando a que sean los demás lo que actúen? no pasa nada por interesarse por aquella persona. Con un simple mensaje de móvil lo tenemos bien fácil para conservar y cultivar esa amistad. No es difícil, depende de nosotros primero.

Interesarse por la otra persona

No solo estamos ahí para lo bueno, para las risas y las juergas. La verdadera amistad es la que se demuestra cuando nos interesamos por la otra persona. Especialmente si hay tenido un problema y necesita nuestra ayuda. Aunque nos veamos poco, hay que saber que puede contar con tu persona para cuando haga falta.

Beneficios de la amistad

  • Nos liberan adrenalina al reír, sonreír y sentirnos más queridos.
  • Nos eleva el alma el saber que pertenecemos a un grupo social, o que por lo menos somos importantes para una o dos personas.
  • Reducimos la ansiedad y la depresión porque nos sentimos más acompañados y ayudados por nuestras amistades.
  • Si compartimos aficiones, podemos seguir haciéndolo pues muchas de ellas están relacionadas con el deporte y así nos movemos y reducimos calorías.
  • Nos sentimos protegidos por personas que sabemos que no nos van a fallar que están ahí y nos comprenden.
  • Las amistades nos quieres como somos, con nuestras virtudes y defectos, si no, realmente nos son amistades. Cambia entonces de personas.
  • Más alegría porque estrechamos vínculos que cada vez son más fuertes y duraderos y esto nos hace sentir bien.
  • Con nuestras amistades nos sentimos realmente comprendidos.
  • Máxima relajación y bienestar. Con nuestros amigos estamos cómodos, no impostamos, nos comportamos tal y como somos y esto al final nos beneficia por aportar ese bienestar que todos ansiamos tantas veces en la vida.

Lo último en Salud

Últimas noticias