Horario

La buena gestión de tu tiempo de ocio

La gestión del tiempo de trabajo es fundamental, pero también lo es la del tiempo de ocio. ¿Cómo llevar a cabo la gestión de tu tiempo de ocio?

Gestión del tiempo libre
Cómo gestionar tu tiempo de ocio

Sin dudas, vivimos una era de multitasking, o multitarea si preferimos decirlo en nuestro idioma. En cada día dividimos nuestro tiempo entre una infinidad de tareas laborales, cuidado personal y del hogar y muchísimas otras responsabilidades. En la práctica, la impresión generalizada es que nos queda cada vez menos tiempo libre. No obstante, necesitamos no solo descansar para reponer energías, sino también complacernos con momentos de placer y entretenimiento para mantener una buena salud física y mental. A continuación, compartimos algunos consejos para gestionar correctamente tu tiempo de ocio y la sensación de sobrecarga constante.

La importancia de incluir el tiempo de ocio en tu agenda

Una de las “herencias” que nos dejará esta pandemia, son los aprendizajes sobre las labores de hogar. Una buena organización de la jornada laboral resulta beneficiosa para cualquier profesional, independiente de cuál sea su lugar de trabajo.

No obstante, cuándo se trabaja desde casa, llevar adelante una buena gestión del tiempo se vuelve indispensable. No solo para mantener la productividad en las tareas laborales, sino también para aprender a conciliarlas con el cuidado del hogar, de la familia y, por supuesto, de uno mismo.

Si no organizamos nuestros días teniendo en cuenta la importancia del tiempo libre, rápidamente tendremos la sensación de estar constantemente saturados. Por ello, de la misma manera que estableces horarios para tus reuniones y demás tareas laborales, necesitas aprender a planificar tu tiempo de ocio. Tiempo libre

¿Cómo empezar a organizar tu tiempo de ocio?

En este sentido, lo primero será analizar tu rutina e identificar cuál es el mejor momento para incluir las actividades que más te gustan. En este punto, debes aprender a ver el tiempo de ocio como algo tan importante como el tiempo laboral. De no ser así, siempre tendrás la tendencia de “postergar” o minimizar tu tiempo libre, para abarcar más actividades teóricamente más productivas.

Ejercicios físicos, meditación, películas, libros, manualidades, capacitaciones, cuidados estéticos, momentos con la familia y amigos… Ello también debe ser parte de tu agenda y debes intentar al máximo respetar los horarios reservados para estos fines. Recuerda que el hecho de que no estés produciendo desde un punto de vista financiero, no significa que no estás ganando.

También necesitarás pensar cuáles son estas cosas que más te gustan hacer el tu tiempo libre. Ello te ayudará a identificar cuál es la mejor manera y el mejor momento para incorporarlas en tu agenda. Además, al recordar cómo estas actividades te permiten disfrutar, te sentirás más [email protected] a poner en práctica tu planificación.

No olvides hacer pequeñas pausas durante tu jornada laboral

Otro aspecto fundamental es el de incluir pausas activas en tu jornada laboral. Que vayas a dedicar una cantidad de horas diarias especialmente a tu tiempo de ocio, no significa que no necesitas hacer pequeños descansos durante tu tiempo de trabajo. Esta estrategia te ayudará a incrementar tu productividad y no te sentirás tan [email protected] por las tareas cotidianas de tu trabajo.

Para empezar a ponerla en práctica, puedes intentar con la técnica Pomodoro. Básicamente, consiste en organizar tu jornada laboral en tareas puntuales, las cuales cumplirás adoptando un método de intercalar 25 minutos de trabajo continuo, con breves pausas de cinco minutos.  Al completar cuatro intervalos de trabajo, puedes tomarte un descanso más largo (alrededor de 20 minutos).

Lo último en Salud

Últimas noticias