Agua

Beneficios del agua de mineralización débil

agua de mineralización débil
El agua de mineralización de agua es una opción fantástica para mantener el organismo bien hidratado

Se conoce como agua de mineralización débil a un tipo de agua que no contiene proteínas, ni tampoco carbohidratos, grasas y azúcares. Por lo tanto, aporta cero calorías al organismo.

Resulta esencial estar bien hidratados para gozar de un buen estado de salud, tanto a nivel físico como mental. No hay que olvidar que una persona adulta se compone aproximadamente de un 60% de agua.

Se considera agua de mineralización débil a aquella que posee entre 51 y 500 mg de residuo seco por litro. También existe lo que se conoce como agua de mineralización muy débil, cuya cantidad de residuo seco por litro es inferior a 51 mg.

¿Cómo se obtiene el agua de mineralización débil?

Este tipo de agua es una opción fantástica para mantener el organismo bien hidratado ya que es pura desde su origen y su composición mineral permanece constante.

Se da como resultado de un proceso natural que comienza cuando el agua de lluvia o de nieve se filtra de forma lenta y progresiva por las rocas de la montaña. Con el paso del tiempo va adquiriendo una serie de minerales hasta que finalmente llega al acuífero, el cual se encuentra situado a una cierta profundidad de la superficie de la tierra. Allí el agua está bien protegida gracias a las condiciones de temperatura y humedad.

Una vez el agua de mineralización débil es envasada, mantiene intactas tanto sus propiedades como su pureza. No necesita de ningún tipo de tratamiento químico para su posterior consumo.

¿Cuáles son los beneficios del agua de mineralización débil?

El principal beneficio que proporciona esta agua tiene que ver con el estado de salud del sistema renal. Tiene propiedades diuréticas, de modo que su consumo está especialmente recomendado en personas que sufren cálculos urinarios y/o hipertensión.

También se utiliza en la preparación de alimentos infantiles y biberones gracias a sus beneficios y propiedades para el desarrollo de los más pequeños.

El agua de mineralización débil también resulta adecuada para tratar aquellos problemas del aparato digestivo, como el estreñimiento. Es precisamente el estreñimiento uno de los trastornos que más afectan a la población en la actualidad.

Gracias a su nulo aporte calórico, este tipo de agua es conveniente para aquellas personas que sigan una dieta de pérdida de peso.

Lo último en Salud

Últimas noticias