Piden al Gobierno español 180 millones

Alemania aportará 1.300 millones para Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, Tuberculosis y Malaria

Alemania
Parlamento alemán.

Alemania ha anunciado una aportación de 1.300 millones para Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, Tuberculosis y Malaria, dentro de la que se considera como la séptima reposición. Una anuncio que ha sido acogido con satisfacción por las distintas organizaciones humanitarias como ONUSIDA, ya que este presupuesto supone un aumento del 30% sobre el realizado en 2019.

Con estos recursos financieros del Fondo Mundial, se proporciona una amplia gama de servicios de asistencia técnica en todo el mundo, pero como Mecanismos de Coordinación de los Países, para desarrollar Planes Estratégicos Nacionales; elaborar actualizaciones epidemiológicas; preparar casos de inversión, análisis de riesgos, guías técnicas, análisis de carencias, marcos de desempeño, micro y macro estratificación. También se presta asistencia técnica a los Principales Receptores del Fondo Mundial para encontrar soluciones a cuellos de botella y carencias, y mejorar el desempeño de los proyectos.

En este sentido, la organización ha comentado que en 2021, los recursos internacionales disponibles para el VIH fueron un 6% más bajos que en 2010, y ha lamentado que la respuesta al VIH en los países de ingresos bajos y medianos está por debajo de los 29.000 millones de euros (29.000 millones de dólares) necesarios para 2025 para acabar con esta enfermedad en 2030.

«Este anuncio demuestra el liderazgo continuo de Alemania en la salud mundial, su compromiso con el multilateralismo y su determinación de salvar millones de vidas, poniendo fin al sida, la tuberculosis y la malaria para 2030. Esta es una inversión en la salud y el bienestar de los jóvenes, en particular de las mujeres jóvenes y las niñas, y fortalecerá la seguridad global al inculcar la resiliencia en los sistemas necesarios para protegernos a todos de las amenazas emergentes para la salud. Espero que otros donantes igualen el aumento de fondos de Alemania», ha dicho la directora ejecutiva de ONUSIDA, Winnie Byanyima.

Para maximizar la eficacia de sus inversiones en el Fondo Mundial, ONUSIDA ha instado a los donantes a que financien por completo el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA.

A España le piden 180 millones

Las organizaciones Salud por Derecho, Médicos Sin Fronteras y la Coordinadora Estatal de Sida (CESIDA) han enviado una carta al Gobierno de España para pedirle un incremento en la aportación al Fondo Mundial del Sida, Tuberculosis y Malaria que contemple las nuevas necesidades del organismo y alcance, al menos, 180 millones de euros para los próximos tres años.

Y es que, España ha sido un donante histórico del Fondo Mundial. Sin embargo, desde 2011 dejó de realizar aportaciones, hasta la anterior conferencia de Reposición de Fondos, en 2019, en la que anunció una aportación de 100 millones de euros.

«La vuelta al Fondo Mundial fue una apuesta del propio Gobierno y una gran noticia. Ahora, ante la crisis actual, España debe estar a la altura y, de nuevo, poner a nuestro país al nivel que le corresponde en la lucha contra estas pandemias y en materia de salud global», ha dicho la directora de Salud por Derecho, Vanessa López.

La irrupción de la Covid, unido a las crisis humanitarias y climáticas de los últimos tiempos, están generando nuevas necesidades que invisibilizan y menguan la respuesta a otras emergencias sanitarias, como las pandemias de sida, tuberculosis y malaria. En 2021, el Fondo Mundial, por primera vez en su historia, publicó un informe de resultados negativos, tras observar graves descensos en sus programas de diagnóstico, prevención y tratamiento de las tres enfermedades.

Como señalan las organizaciones en la carta, en VIH, por ejemplo, hubo un descenso del 22% en las pruebas de detección respecto a 2019 y una reducción en un 11% en los servicios de prevención, especialmente para las poblaciones más vulnerables. Caso similar se da con la tuberculosis: en 2020, por primera vez en más de diez años, aumentó el número de muertes (1,5 millones de personas a nivel global) y se redujo el número de personas en tratamiento: un 18% para la tuberculosis normal; un 19% para la tuberculosis resistente a los medicamentos y un 37% para la forma extremadamente resistente.

Actuaciones urgentes

Un nuevo informe del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) presentado en la Conferencia Internacional sobre el Sida, que se ha celebrado en Montreal (Canadá), advierte de que «la respuesta al sida se ha desviado de su curso, por lo que es urgente actuar».

Por ello, la directora ejecutiva de ONUSIDA, Winnie Byanyima, ha pedido a los gobiernos que aumenten «urgentemente» la financiación del Fondo Mundial y del Programa Conjunto de las Naciones Unidas para que las conclusiones de esta conferencia «se hagan realidad sobre el terreno». Tal y como ha puesto de manifiesto el nuevo informe de ONUSIDA, En Peligro, «es esencial un liderazgo político valiente para acabar con el sida y salvar millones de vidas».

Así, las investigaciones presentadas en la conferencia aportan nuevos datos, importantes avances científicos y más pruebas sobre las intervenciones biomédicas, sociales y políticas necesarias para detener la pandemia de sida.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias