Dietas

Las 3 mejores dietas para bajar de peso de forma sana

El proceso de adelgazamiento debe tener sus pautas. Apunta estas tres dietas para bajar de peso de forma sana. No es incompatible con el sabor, puedes disfrutar de todo.

Bajar de peso
Dietas para bajar de peso

La economía, las crisis políticas y el Covid 19 son tres de las cosas que más preocupaciones generan dentro de la población mundial. A estos tres factores deben sumarse las constantes búsquedas por encontrar dietas para bajar de peso. Después de todo, los índices bursátiles no son los únicos que generan dolores de cabeza. La obesidad y el sobrepeso son problemas de salud pública. Una situación en la que también toca ver el panorama completo y no dejar por fuera a las regiones en donde la desnutrición poblacional es igual de grave.

Para gozar de buena salud, una de las recomendaciones más repetidas es la de mantener un menú perfectamente balanceado. Lo que muchas veces no resulta tan fácil como simplemente desearlo. Además, algunos escenarios requieren de medidas drásticas. De cualquier forma, si hay algo en lo que no se debe caer es en la impaciencia, ni tampoco en las dietas milagros. Hay muchos regímenes de comida que prometen resultados instantáneos y cuyos supuestos beneficios implican daños al organismo.

Dieta mediterránea

La gastronomía que se ha gestado a lo largo de la historia en las costas del norte del Mar Mediterráneo es de las más apreciadas en el mundo entero. A pesar de que como toda regla tiene sus excepciones, en líneas generales representa el equilibrio ideal entre sabor y calidad.Bajar de peso

Uno de sus principios básicos es incluir una amplia gama de alimentos naturales, de fuentes diversas. Verduras, lácteos, aceite de oliva y frutos secos forman parte de los ingredientes frecuentes. Lo mismo que pescados y frutos frescos, junto con los vinos; pan y cereales como el trigo también van incluidos.

Parte de los beneficios que ofrece la conocida dieta mediterránea: reducción de los riesgos de accidentes cardiovasculares o de padecer la enfermedad de Parkinson. Previene la diabetes y el cáncer, mejora la función cognitiva y proporciona una alta cantidad de antioxidantes. Un dato no menor, como parte de esta buena dieta para bajar de peso, el consumo de conservantes y otros químicos disminuye considerablemente.

Menú diario

Para el desayuno: una rebanada de pan integral, aderezado con un poco de aceite de oliva. Una taza de café con leche desnatada sin azúcar, en compañía de un vaso de zumo de naranja natural. Para los que prefieran algo un poco más ‘sustancioso’, los huevos al estilo mediterráneo son la opción ideal.

Al mediodía, un plato de lentejas con guisantes y zanahorias. Ensalada de pepino, tomate, aceitunas verdes y el infaltable chorrito de aceite de oliva es un excelente complemento. De postre, una manzana o fresas con nata.

El cierre de la jornada puede ir acompañado por una ensalada mixta y pescado al horno con patatas asadas. No hay que olvidar las meriendas y los aperitivos. Las frutas frescas son muy apreciadas y también se puede optar por trozos de queso bajo en sal con miel de abejas.Ensalada mixta

DASH

Dietary Approaches to Stop Hypertension. O lo que es lo mismo: dieta enfocada en enfrentar la hipertensión. A esta clase de menú tan específico no es extraño que se le relacione con el sobrepeso. Después de todo, se trata de una consecuencia directa de la obesidad, más allá de que no sea la única causa probable.

Lo primero a destacar: es un régimen de comidas bastante variado. Incluye cereales, pescados y carnes de todo tipo, así como legumbres, aunque de forma limitada. La parte importante recae sobre frutas, verduras y lácteos bajos en grasas. Todos los carbohidratos, azúcares refinados y el alcohol se reducen a su mínima expresión. Mientras que las grasas saturadas quedan completamente excluidas.

Además del control sobre la presión arterial, esta dieta reduce los riesgos de enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares. Controla y previene la diabetes, termina con los excesos de colesterol malo en la sangre y reduce las probabilidades de padecer cálculos renales.

Jamón y vino

¿Una dieta para bajar de peso con jamón y vino de protagonistas? Aunque a muchos les pueda sonar inverosímil, se trata de una opción sana, con resultados comprobables. Sin que se deba renunciar a dos ingredientes sumamente apreciados por su sabor.

Es un régimen hipocalórico, en el que las frutas, verduras y proteínas de origen no animal tienen un peso específico. Las ‘cuotas’ de los ingredientes principales son: una copa de vino al día, (nunca antes de conducir) y dos rebanadas de jamón ibérico como parte de los desayunos y las cenas.

Café con leche desnatada sin azúcar, panes integrales (preferiblemente no durante el almuerzo), yogur y nueces son buenos acompañantes. De las frutas no se recomiendan plátano, mango y melón. Como postre, una taza de chocolate puro.

Dietas para bajar de peso: comer sano no basta

La actividad física frecuente es un requisito indispensable para mantener el peso ideal. No basta solo con comer saludable, los seres humanos somos integrales. Además de cuidar lo que comemos, también tenemos que movernos. Hay que ejercitarse.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias