8 recomendaciones de la dieta mediterránea

dieta mediterránea

Hemos escuchado muchas cosas de esta dieta y casi todas ellas son buenas. Si aún tienes dudas, estate atento a las 8 recomendaciones de la dieta mediterránea que te ampliamos a continuación.

Aceite de oliva como principal grasa

aceite

Es el favorito de la cocina mediterránea. Se trata de un alimento rico en vitamina E, beta carótenos y ácidos grasos monoinsaturados, que le convierten en un gran protector del corazón. Está considerado uno de los grandes tesoros de esta dieta. Le otorga a los platos un sabor y aroma únicos.

Alimentos de origen vegetal en abundancia

furtas-verduras

Hortalizas, frutas y verduras son la principal fuente de vitaminas, fibra y minerales de nuestra dieta. Al mismo tiempo se ocupan de proporcionarnos una gran cantidad de agua. Lo ideal es consumir un mínimo de cinco piezas de fruta al día. Ayudan en la prevención de algunas enfermedades cardiovasculares. La fruta es un alimento muy nutritivo que aporta sabor y color a la alimentación diaria, siendo una estupenda alternativa para la merienda y media mañana.

Pan y cereales en la dieta diaria

pan

Debido a su alto contenido en hidratos de carbono, tanto la pasta, el arroz y los cereales son esenciales en esta dieta. Aportan mucha energía a nuestro organismo para afrontar las actividades del día a día.

Alimentos frescos y de temporada

fresa

Lo adecuado es que aprovechemos los productos de temporada, sobre todo en lo que se refiere a frutas y verduras. Las consumiremos en su mejor momento, aprovechando el sabor y la aportación de nutrientes.

Consumo de lácteos a diarios

cheese.

Los lácteos, entre los que se encuentran los yogures y los quesos, destacan por ser excelentes fuentes de proteínas, minerales y vitaminas. Al ingerir leches fermentadas hay una serie de beneficios para nuestro organismo, ya que contienen microorganismos vivos que pueden mejorar el equilibrio de la microflora intestinal.

Moderación con la carne roja

carne-roja

La dieta mediterránea recomienda el consumo moderado de carnes, apostando preferentemente por las magras. Son un estupendo complemento junto con las verduras y cereales. Tampoco hay que eliminar las carnes de la dieta debido a que cuentan con hierro y proteínas. Siempre que se pueda será mejor ingerirlas como parte de los guisos.

Pescado en abundancia y huevos con moderación

pescado-azul-sardinas

Lo adecuado sería comer al menos un par de veces a la semana pescado azul. Las grasas que nos aportan son muy similares a las grasas de origen vegetal, que cuentan con propiedades protectoras para prevenir enfermedades cardiovasculares. En cuando a los huevos, lo más adecuado es ingerir entre tres y cuatro huevos a la semana. Contienen proteínas de muy buena calidad, grasas, minerales y vitaminas.

Agua y vino

Un-vaso-de-vino

El agua es la bebida esencial de la dieta mediterránea, que también cuenta con el vino como uno de los alimentos tradicionales. El zumo de uva cuenta con muchos efectos beneficiosos para la salud, pero hay que tomarlo con moderación y dentro de una dieta equilibrada. Lo más normal es que se tome un vaso a las comidas.

No podemos tampoco olvidarnos de la importancia de mantenerse activo físicamente.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias