El vals de Valls

El vals de Valls

Por si faltase algún canalla en la ralea política, llegó el francmasón Judas Valls con la misión de sostener el cigüeñal MacrónSánchez y, ya de paso, hundir a Rivera y desprestigiar a su partido que, en mala hora, acogió al topo infiltrado. Dicho Judas, aventurero que se las da de estadista, lo único que logró hasta hoy fue embadurnar de amor a una burguesa de lujo en Cataluña, aparte de mantener en la alcaldía de Barcelona, con sus votos podridos, a la Colau, tipa que, según Rahola, no es más que una “arribista rastrera”, carente de ideología. Introducido el vals de Valls en el festival de los canjes, veamos qué dicen de él sus antiguos socios.

Antes de mandar al bailarín a escaparrar, la brava y justa Arrimadas le soltó al danzante: “Nadie y tú menos, nos va a dar lecciones tras haber hecho alcaldesa a una “sectaria y populista” como la Colau”. Faltó decirle “métete su lazo amarillo donde te quepa”. Lo peor de la traición del gabacho, es que las malas artes contagian a velocidad de la gripe. No entiendo que quien invitó a bailar en sus filas al felón, o sea, Rivera, margine a Abascal, poniendo en riesgo la Comunidad de Madrid, con tal de complacer, subrepticiamente, a esos peleles del eje Macrón-Sánchez, para así parecer europeísta. Que los franchutes se ocupen de sus asuntos y dejen de interferir en nuestra democracia.

Hoy, 21 de Junio, vuelve el verano, tiempo de tremendas locuras y amores ardientes. Esperemos que Rivera rescate su cordura y mande a tomar por saco, definitivamente, al bailarín del vals, cuya política de inmigración arremetió contra el pueblo gitano, cuando era primer ministro de Francia, maltratando a una raza que se había ganado el derecho a vivir en paz. Que se lo digan a Malú, guapa y estupenda cantante que le tiene sorbido el seso al líder de Ciudadanos. Las ideas de Vox sobre inmigrantes son más humanas y razonables que las acometidas por Valls, en sus crueles días de rastreador de etnias indefensas. Convendría que Rivera respetara tales diferencias para no discutir con su novia y dejar de menospreciar a una fuerza que le ha dado tanto poder.

Mañana, 22 de Junio, se casan Belén Esteban y Miguel Marcos. Ella es del atleti y él, del Madrid, como yo. No hay nada más auténtico que una boda entre enamorados. Pregúntenle al tal Valls, el del vals, que anda planeando un braguetazo bochornoso que le permita salir de la vía política, algo semejante a lo que ya urdió con la Colau, para no tener que volver a verse las caras con la buena gente liberal.

Lo último en Opinión

Últimas noticias