Fenómenos extraños

¿A qué consideramos los agujeros del fin del mundo?

¿Qué se consideran agujeros del fin del mundo? Un reciente descubrimiento ha localizado enormes cráteres. Aquí te contamos más.

Cráter
Agujeros del fin del mundo

Los agujeros del fin del mundo son cráteres que se  han observado en Siberia.  Algunos  científicos explican que estos enormes agujeros han sido provocados por el cambio climático. Otras hipótesis consideran que se trata de impactos dejados por meteoritos.

Lo cierto es que estos agujeros del fin del mundo comenzaron a aparecer en los últimos años.  Junto con el Triángulo de las Bermudas, estos cráteres se han vuelto misteriosos para muchos y la imaginación se activa. Hay opiniones que los consideran el resultado de la presencia de extraterrestres en el planeta.

¿Qué dicen las investigaciones científicas acerca del origen de los agujeros del fin del mundo?

El primer cráter fue descubierto en julio de 2014. Un grupo de científicos lo detectaron en Yamal, región del Ártico Siberiano. El agujero era de forma oval, de unos 30 metros de diámetro y unos 70 metros de profundidad. En la parte inferior, contaba con un lago.  Este fue el punto de partida de las investigaciones del fenómeno conocido como ‘agujero del fin del mundo’.

Los análisis de las muestras de suelo y de hielo realizadas en los laboratorios, permitieron asegurar que el cráter era relativamente nuevo. Cuando fue descubierto tenía un año o dos de vida, era una formación reciente. Cráter

Las conclusiones más recientes y confiables explican que los agujeros del fin del mundo se han formado a causa del cambio climático.   El calentamiento del planeta provoca  el derretimiento del hielo subterráneo, el permafrost.   Esta capa del suelo permanentemente congelada se está derritiendo por las altas temperaturas provocadas por el calentamiento global.

Es un fenómeno muy parecido a la erupción de los volcanes y se produce por un fenómeno natural.  A medida que el hielo se derrite, se libera gas metano. El gas se acumula debajo de montículos de tierra cubiertos de hielo. 

Llega un momento en que se genera presión y provoca una expulsión. En realidad, no es una explosión, porque no se libera calor.  Se trata de una expulsión en el permafrost. Así se forma un  cráter.  Esta opinión deja atrás la explicación de que los agujeros del fin del mundo eran provocados por caídas de meteoritos.

¿Son peligrosos los agujeros del fin del mundo?

En la actualidad, los investigadores están tratando de evaluar los peligros que pueden provocar estos agujeros del fin del mundo. El gas metano es muy inflamable y es necesario determinar cómo será su evolución y cómo afectarán al planeta.

Se han detectado aproximadamente una docena de montículos similares al que provocó el primer cráter observado en 2014. Se localizan a unos 30 kilómetros de la localidad de Bovanenkovo e inquietan a su población. Cráteres

Los científicos observan la evolución de estos montículos que aparentan estar a punto de estallar. La idea es captar con un satélite el momento preciso en que se produce la erupción.  Consideran que hay que seguir de cerca todos los procesos de la zona.  No se debe descartar la idea de que en esta zona de Siberia donde han aparecido los cráteres, la vida peligra. 

Se han reconocido siete cráteres en el área ártica. Cinco están en la península de Yamal, uno en el distrito autónomo de Yamal y uno en la región de Krasnoyarsk, en la península de Taymir.  Sin embargo, todo parece indicar que hay más cráteres dispersos que aún no se han localizados. Lo inhóspito de la región hace difícil la pesquisa.

Los expertos consideran que estos agujeros del fin del mundo son el signo visible del deterioro del planeta. Existe una amenaza mortal especialmente en las regiones del norte a causa del calentamiento.  Y a la humanidad parece no importarle. 

Un fenómeno interesante

Cerca del primer agujero del fin del mundo observado en Yamal, ha aparecido otro que ahora es un lago, que a su vez está rodeado por más de veinte cráteres más pequeños.  Las imágenes de satélites muestran que tiempo atrás no había ni agujeros ni lagos en ese lugar.  El lago surgió porque los cráteres se llenaron de agua y luego se unieron en un lago mayor, con un tamaño de 50 por 100 metros.

Este fenómeno está ubicado a diez kilómetros de un campo de gas. Este hecho parece corroborar que el origen de estos cráteres es una explosión de gas generada por derretimiento de hielos subterráneos. Hay testimonios de residentes de la península de Yamal que afirman haber visto flashes de luz en la zona.  Los comentarios hacen pensar que en algunos casos el gas se enciende y provoca esas luminosidades.

La existencia de los agujeros del fin del mundo debe hacernos reflexionar.  El planeta y la vida en él están  en juego.  Todos podemos contribuir a que el deterioro se reduzca.

Tú también puedes hacerlo, sumándote a las tendencias que tratan de evitar el calentamiento global. Con pequeñas acciones cotidianas, puedes contribuir a que la Tierra sea un mejor lugar para vivir en el presente y en el futuro.

Lo último en Naturaleza

Últimas noticias