Gatos

Todo lo que tienes que saber sobre esta raza: el gato somalí

el gato somalí
Características de esta raza: el gato somalí

Si estás eligiendo un gato que adoptar en casa, te mostramos las características de esta interesante raza: el gato somalí. ¿Cómo es este bello felino?

Elegante, cariñoso y muy inteligente. Así es el gato somalí, una raza de pelo semilargo con grandes virtudes. Aunque tiene rasgos comunes con el gato abisinio, al que se le considera un hermano de pelo corto, el somalí tiene su propia identidad. Ciertamente es producto del cruce del abisinio con persas, angoras y siameses, pero es una raza propia. Hoy es muy popular y uno de los preferidos a la hora de llevar una mascota a casa. Aquí te mostramos todo lo que tienes que saber sobre este afectuoso felino, que además es muy curioso y juguetón.

El origen

El origen del gato somalí se sitúa en Canadá en la década de los 60.  Tras el cruce de abisinios con persas, angoras y siameses, nacieron gatos de pelo más largo. En 1967 se logró en Estados Unidos la cría controlada de esta raza, que fue reconocida oficialmente en 1979 por la Cat Fancier Association (CFA). En 1982 hizo lo mismo la Fédération Internationale Féline (FIFe). Su nombre se lo debe a que los  abisinios son originarios de Etiopía, país que limita con Somalia.

Características de esta raza: el gato somalí

Este hermoso gato, de cola gruesa y orejas grandes, es de tamaño mediano. Es musculoso, estilizado, con una presencia majestuosa y elegante. Tiene un peso de entre 3 y 5 kilos y una expectativa de vida de unos 13 años.

Cabeza triangular con una hendidura en su frente y un hocico alargado son otras características de esta raza. Sus hermosos ojos almendrados pueden ser de color verde, cobre o dorado. Su pelaje posee distintas tonalidades que varían desde gris azulado hasta marrón y naranja.

De carácter jovial, a este hermoso felino le encanta jugar con los humanos. Por tratarse de una raza dinámica necesita correr y brincar para liberar energía. Además, su inteligencia destaca. Atiende órdenes y demuestra ser muy listo durante el entrenamiento.

el gato somalí

Los cuidados necesariosUna prioridad en el cuidado del gato somalí es mantener su pelaje libre de suciedad y pelos muertos. El cepillado diario contribuirá además a minimizar el riesgo de las peligrosas bolas de pelo, que afectan el sistema digestivo de los felinos.

Piensos de calidad

Una comida de calidad es indispensable. Piensos ricos en carnes y bajos en cereales son ideales para alimentar al gato somalí, pero en las cantidades adecuadas para evitar la obesidad.

La limpieza permanente de ojos y orejas y una revisión periódica de dientes y uñas le ayudará a mantenerse en buen estado de salud. No se pueden descuidar las visitas al veterinario ni su calendario de vacunas, aunque el gato somalí sea una raza sana sin enfermedades congénitas conocidas.

Ahora que ya sabes todo sobre el gato somalí no tienes excusas para atenderlo y cuidarlo como se merece. Anímate a proteger a este felino, hermoso, inteligente, cariñoso y muy juguetón que te acompañará con gusto.

Temas

Lo último en Mascotas