Gatos

¿Saben nadar los gatos?

Todos conocemos el temor que tienen los gatos al agua, lo incómodos que se ponen. Pero, ¿saben nadar los gatos? Continúa leyendo estos datos.

Gato en piscina
Loso gatos y el agua

Pareciera que la pregunta de si pueden nadar los gatos se responde a partir su temor al agua. Se sabe que la mayoría de los gatos le huyen al líquido vital porque esta altera su temperatura y sensación corporal. No obstante, esto no significa que los gatos sean incapaces de nadar en una situación que lo necesite. La actitud felina parece ser en todo caso y como siempre de prudencia.

El asunto es más complejo de lo que parece e incluso varía según la raza. El origen y la historia de la especie juegan un papel determinante en su relación dual con el agua. No obstante, todo indica que la mayoría de los gatos son buenos nadadores y pueden sobrevivir en situaciones apremiantes que requiera nadar.

Algunos felinos son excelentes nadadores

Se cree que los gatos le tienen temor al agua, debido a que son originarios de ecosistemas desérticos del Medio Oriente. En esos territorios era difícil encontrar líquido, por lo cual para ellos simplemente es algo extraño. El gato comenzó a conocer el agua apenas hace algunos siglos cuando comenzaron a ser exportados a Escandinavia y Occidente.

Se cree que el primer contacto de los gatos con el agua fue en grandes embarcaciones comerciales y exploratorias. Los mininos eran llevados a los viajes con el objetivo de limpiar los barcos de desagradables roedores. Más allá de esto, en la naturaleza existen felinos con grandes dotes para nadar.Gatos y natación

De hecho, los leopardos y jaguares se desempeñan muy bien en el entorno acuático. Estas especies acostumbran cazar peces y reptiles, por lo cual su contacto con el agua es normal. Sin embargo, felinos como el león tienen una actitud de respeto hacia el agua similar a lo que ocurre con los gatos. Por lo general, ellos nadan solo en caso de ser estrictamente necesario.

¿Saben nadar los gatos? ¡Sí!

Algunas razas de gatos como el Turkish Van tienen un gran gusto por el agua y son excelentes nadadores. Su ventaja radica en las tres capas de pelaje impermeable de pelaje que cubre todo su cuerpo. Gracias a esto, pueden secarse más rápido sin experimentar sensaciones térmicas desagradables. En Turquía este gato es conocido como “el gran nadador”.

Razas como el pixie bob, maine con, el manx y el abisinio, pueden entrar al agua con mucha facilidad. La gran movilidad de los gatos les convierte en hábiles nadadores prácticamente por naturaleza. Además, tienen la habilidad de entender cómo mantenerse a flote al ser sumergidos.

En conclusión, los gatos saben nadar, aunque el agua no es su lugar favorito. Lo importante es que tú como cuidador entiendas esto y no obligues a sus gatos a echarse un incómodo chapuzón.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias