Perros

Razas de perros: el Yorkshire terrier

Entre las razas de perros más recomendadas para vivir en espacios pequeños, está el Yorkshire terrier. ¿Qué debes saber sobre él?

El Yorkshire terrier
Razas de perros: el Yorkshire terrier

El Yorkshire terrier es pequeño, juguetón y de pelaje muy fino. Lleva el nombre de una ciudad inglesa y es uno de los perros más pequeños del mundo. Su aspecto gracioso y adorable le han hecho ganadores a sus ejemplares de múltiples concursos de belleza canina. Aquellos que viven en apartamentos y pisos pequeños encontrarán en este animal una excelente mascota de compañía.

Se cree que este can es originario de la ciudad de Yorkshire y a eso le deben su nombre. Básicamente, esta raza es la resultante de mezclar terrier escoceses con ingleses, habría aparecido durante la revolución industrial y el éxodo masivo de escoceses a Inglaterra. Lo único importante a la hora de adoptarlo es entender como es su carácter.

Un can de personalidad fuerte

Los Yorkshire terrier son perros inteligentes, pero a la vez muy independientes. Por lo general, ellos hacen básicamente lo que quieren y en general se muestran muy inquietos. Muchas veces se les puede ver explorando, oliendo y saltando por todo el espacio.

Este carácter dinámico no significa que la convivencia y domesticación sea imposible. Los dueños de estos perros deberán ser más incisivos en su educación y establecimiento de reglas. Deberá haber paciencia y un aprendizaje bien dirigido, claro y repetitivo.

Otro aspecto característico de este terrier es que suele ser sobre protector con su grupo familiar. Por ello será normal verle ladrar a desconocidos humanos y animales. Este es un ejemplar con buenas características para la vigilancia, aunque no suele llegar al ataque. Su ladrido suele ser más bien preventivo.Razas de perros: el Yorkshire terrier

Yorkshire terrier: aspectos a considerar

El Yorkshire es una mascota poco demandante en cuanto a atenciones especiales. Llevarlos a cortar su pelo periódicamente está entre los gastos más representativos de sus dueños. De resto, su alimentación y cuidado médico suele el que se le ofrece a cualquier otra raza. Es importante que cada ejemplar tenga una dieta adaptada a su actividad física cotidiana.

Una particularidad de este perro es que su pelaje es tan fino le protege poco del frío. Muchos de sus ejemplares tiemblan mucho, por lo cual es pertinente cobijarlos con mantas. Todo dependerá también del clima particular al cual este expuesto el animal.

Otro aspecto a cuidar en estos ejemplares es la dentadura. Es bien conocido que los canes de razas pequeñas son los más expuestos a las bacterias bucales. Por ello, se debe realizar el aseo de encías con regularidad y comprar snacks especiales para la limpieza.

Lo que si es cierto es que el Yorkshire es un animal fiel, juguetón y cariñoso con su entorno familiar. Jamás te dejará solo y es perfecto si vives en un espacio pequeño. Sin duda alguna, una buena elección si tienes un poco de paciencia.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias