Perros

Huesos que no son adecuados para tu perro

Sabemos que a los perros les gustan los huesos, les resulta divertido y atrayente. Pero hay huesos que no son adecuados para tu perro. Toma nota.

Perro con hueso
Huesos que no son adecuados

No hay nada que le guste más a un perro que masticar huesos. Esto le proporciona estimulación mental, lo entretiene y hasta ayuda a mantener limpia su dentadura. Pero antes de ofrecerle cualquier hueso debes informarte, ya que algunos pueden ser muy peligrosos y por lo tanto no adecuados para tu perro. Debes seguir algunos consejos simples que te ayudarán a elegir cuales pueden ser los huesos más seguros e incluso beneficiosos para tu mascota.

Estos son los huesos que nunca debes darle a tu perro

Nunca le des huesos cocidos a tu perro, incluidos los sobrantes de la mesa. No son seguros, ya que pueden romperse con facilidad, haciendo que las astillas queden en su garganta y ocasionándoles graves problemas de salud.

Un hueso cocido le puede producir a tu mascota: rotura en los dientes, lesiones en la boca o lengua, le puede quedar atascado en la mandíbula inferior. También puede provocar obstrucción de tráquea, esófago o gastrointestinal, estreñimiento, sangrado rectal y peritonitis: es una infección bacteriana en el abdomen provocada por pinchazos en el estómago o intestinos.

Además de ser peligrosos, los huesos cocidos no son tan saludables porque el proceso de cocción los despoja de muchos de sus nutrientes beneficiosos. Solo pueden utilizarse para hervirlos y hacerles sabrosos caldos.Cachorros con huesos comerciales

En general es mucho más seguro un hueso crudo que uno cocido. Pero hay ciertos huesos crudos que nunca debes dárselos a tu perro. Algunos son: huesos de cerdo, costillas de cualquier tipo y cualquier hueso más pequeño que la boca del animal, ya que podría tragárselo entero.

Las golosinas comerciales en forma de huesos pueden presentar peligros similares y causar enfermedades en los perros. Si quieres comprarle alguno de estos productos, es conveniente que consultes con un veterinario para que te aconseje cuales pueden ser adecuados para tu mascota.

¿Qué huesos le puedo regalar a mi perro?

La mayoría de los huesos crudos pueden significar un buen regalo para tu perro. Algunos de estos consejos te servirán para elegir el más apropiado para tu mascota.

Los huesos recreativos son solo para que los mastiquen y no son comestibles. Pueden ser un fémur grande o hueso de cadera de bisonte o carne de res y están llenos de médula. Estos huesos pueden tener carne, cartílago o tejido blando adherido. Si tu perro está a dieta por sobrepeso no debes darle estos huesos con médula porque son ricos en grasa.

Cuando se manipulan estas piezas crudas puede producirse una contaminación bacteriana. Puede evitarse este riesgo con un manejo adecuado, debes pedirle sugerencias a tu veterinario para almacenar huesos crudos de manera segura.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias