El juez obliga a readmitir en Mercamadrid a un directivo imputado por sobornar al presidente de Angola

Mercamadrid
El técnico de Mercamadrid Álvaro Curiel imputado por el pago de sobornos en Angola.

Un Juzgado de la Social ha condenado a Mercamadrid a restituir en su puesto a un directivo, Álvaro Curiel, que permanece imputado ante la Audiencia Nacional por el pago de comisiones en Angola. Según las fuentes consultadas por OKDIARIO, la sentencia obliga a mantener las condiciones económicas que disfrutaba Curiel, quien cobraba un sueldo público próximo a los 75.000 euros anuales como director general de Infraestructuras e Innovación de Mercamadrid.

Álvaro Curiel ha sido un estrecho colaborador del ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero, quien en mayo de 2004 (tan sólo dos meses después de ganar sus primeras elecciones) lo nombró jefe de Compras e Inventario del Palacio de la Moncloa. Un cargo que dependía directamente de la Secretaría de Estado de la Presidencia del Gobierno.

Fuentes consultadas por este diario señalan que la relación entre ambos va mucho más allá de lo meramente profesional: “Curiel es amigo personal de Zapatero”, explican, “presume de haber viajado con él en el avión oficial y de haber compartido partidas de póquer” con el entonces presidente del Gobierno.

En 2007, antes de que concluyera la primera legislatura de Rodríguez Zapatero, Álvaro Curiel se convirtió en director financiero y de operaciones de la empresa pública Mercasa, entonces presidida por el socialista Javier de Paz.

Comisiones para el presidente de Angola

Más adelante, desde febrero de 2011 y junio de 2012, Curiel presidió el consorcio Mercasa Incatema (participado al 50% por Mercasa), que ha construido con fondos público grandes mercados de abastos en lugares como Angola, Panamá, Venezuela o Santo Domingo.

En el marco de la Operación Trajano, el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata imputó a Álvaro Curiel, tras constatar que Mercasa Incatema pagó en Angola comisiones que suman 20 millones de euros al intermediario portugués Guilherme Taveira Pinto, quien se encuentra huido de la justicia. De esta cantidad, al menos 10 millones de euros habrían servido para sobornar al entonces presidente de Angola, José Eduardo dos Santos.

En la misma causa están imputados el ex presidente de Mercasa Eduardo Ameijide, Pablo González (hermano del ex presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González), el ex presidente de Mercasa Incatema Miguel Ramírez y los abogados del Estado María Jesús Prieto y Arturo Cortés, quienes firmaron los contratos en los que se estipulaba el pago de comisiones a Taveira.

Después de que OKDIARIO denunciara que Álvaro Curiel seguía cobrando un sueldo de 75.000 euros anuales de Mercamadrid, pese a estar imputado por el cobro de comisiones, la portavoz del Ayuntamiento Rita Maestre anunció su despido fulminante.

Un despido "ideológico"

“Ya ha sido cesado", anunció la concejal podemita sobre Álvaro Curiel, "está dentro de un sumario en el que se habla del saqueo realizado a través de Mercasa y sus filiales, se trata del saqueo de una parte importante de fondos públicos… la razón cae por su propio peso, ha sido cesado del cargo a falta de confirmar las noticias periodísticas, ya que no se nos ha notificado el auto aún y el despido tendrá que realizarse por la vía administrativa adecuada”.

Álvaro Curiel recurrió su despido ante los tribunales, que finalmente le han dado la razón. En su demanda, Curiel aportó las declaraciones en las que Rita Maestre anunciaba su cese por estar imputado en una causa por corrupción.

El juez de lo Social ha considerado ahora que estas declaraciones demuestran que el despido de Curiel se debe a motivos "políticos e ideológicos" y han condenado a Mercamadrid a restituirlo en la plaza que ocupaba. Álvaro Curiel se ha reincorporado a su despacho en la empresa pública esta misma semana.

Lo último en Investigación

Últimas noticias