El juez del caso Villarejo busca pruebas en Suiza antes de reabrir la investigación sobre las cintas de Corinna

Corinna
corinna-panama-e1496340299963-655x368 (1)

El juez Manuel García-Castellón ha cursado a la justicia suiza una comisión rogatoria para recabar información sobre las investigaciones del fiscal de Ginebra, Yves Bertossa, sobre Corinna Sayn Wittgenstein y los testaferros de Juan Carlos I: los intermediarios Dante Canonica, Arturo Fasana y el primo del Rey emérito, Álvaro de Orleans.

El magistrado de la Audiencia Nacional busca nuevas pruebas en Ginebra antes de decidir la reapertura de las pesquisas sobre las confesiones de Corinna sobre los negocios ocultos de Juan Carlos I en la grabación realizada por José Villarejo.

OKDIARIO desveló en julio pasado que el fiscal del Cantón de Ginebra, Bertossa, investigaba en secreto desde hacía casi un año el dinero en cuentas corrientes, los negocios y el patrimonio en el extranjero de Su Majestad (SM), supuestamente ocultos en fundaciones y sociedades a nombre de los tres testaferros.

Bertossa inició las pesquisas después de que este periódico divulgara las confesiones de la ex compañera sentimental de Juan Carlos I que habían sido grabadas, sin su conocimiento, por José Villarejo en un encuentro que mantuvo con ella en Londres, en mayo de 2015.

La propia Corinna declaró como testigo ante el procurador helvético y se ratificó en sus comentarios hacia los testaferros que identificaba en la cinta. Incluso, en diciembre pasado, la princesa alemana mantuvo un careo en el despacho del fiscal con los dos intermediarios suizos -Canónica y Fasana-, a quienes señaló como “los testaferros del Rey emérito”.

Con la ayuda de los suizos

La misma grabación sirvió para que el entonces titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Diego de Egea, abriera una pieza secreta, conocida como ‘Carol’, dentro del sumario ‘Tándem’, contra el ex comisario-jefe de Inteligencia de la Policía. En ella se imputaba a Villarejo, entre otros, del delito de revelación de secretos.

Sin embargo, las diligencias fueron archivadas por Diego de Egea. El magistrado decidió en diciembre pasado, a petición de la Fiscalía Anticorrupción, levantar el secreto del sumario y dictar el sobreseimiento de la pieza número V -‘Carol’- por falta de pruebas. Así mismo, porque el Rey emérito era inimputable. El artículo 56.3 de la Constitución señala que “la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”. Los mismos argumentos fueron avalados, más tarde, por el Tribunal Supremo.

Según ha podido saber OKDIARIO de fuentes judiciales, el magistrado Manuel García-Castellón decidirá en breve si reabre la pieza ‘Carol’ -una de las 13 que forman la operación ‘Tándem’ (96/2017). Todo pasa por las pruebas que le aporten sus colegas de la Justicia suiza dentro del marco de colaboración judicial entre España y Suiza.

Los tribunales del Cantón de Ginebra han colaborado estrechamente con España en investigaciones de corrupción económica en los casos Gürtel, Púnica, Bárcenas, Lezo y Gao Ping, entre otros.

Nuevas grabaciones

Ya con García-Castellón al frente del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, los agentes de la Unidad de Asuntos Internos, han entregado al magistrado nuevas cintas desencriptadas. Pertenecen al material intervenido por la Policía, en noviembre de 2017, a Villarejo y a su socio Rafael Redondo en sus domicilios y oficinas.

Las nuevas grabaciones de Villarejo en poder del juez, una de las cuales guarda relación con Corinna, y los datos que facilite la Fiscalía de Ginebra en la comisión rogatoria, que según fuentes judiciales se cumplimentaría esta semana, podrían llevar al juez García-Castellón a la reapertura de la pieza V. Las mismas fuentes señalan que podrían verse afectadas otras personas del entorno de Villarejo.

En la reunión con Corinna en su domicilio de Londres, Villarejo estuvo acompañado por el ex presidente de Teléfonica, Juan Villalonga, que hizo de intermediario entre la princesa alemana y el entonces comisario adscrito a la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía.

Los agentes de la Unidad de Asuntos Internos (UAI) facilitaron al juez De Egea la cinta con la grabación de Corinna el 16 de julio de 2018, cinco días después de que OKDIARIO difundiera su contenido. En su escrito informaban al magistrado de que la habían encontrado en una carpeta con el título “Partners”, en uno de los disco duros intervenidos en el domicilio de Rafael Redondo.

En otra carpeta denominada ‘Carol’, junto a un documento en formato Word bajo el nombre de “notas de reunión”, según los policías, existían “varios archivos de audio entre el investigado Villarejo y dos personas más, identificadas como Juan Villalonga y Corinna Sayn Wittgenstein”.

Otra carpeta, con el título “K” -King, Rey en inglés- contenía “cuatro archivos de audio con los interlocutores anteriormente reseñados”. Según los agentes de Asuntos Internos, sólo podían “escuchar con nitidez” el numerado 150416_16-R. Ese código contenía una versión que, aparentemente, coincidía con la reproducida por OKDIARIO.

Por otra parte, los agentes hallaron otra carpeta denominada “gestiones” con documentos en formatos Word y PDF y un audio de una conversación entre el socio de Villarejo, Rafael Redondo, y Corinna. Los policías aclaran al magistrado que ese archivo era “inaudible”, así como otros dos denominados “Paco Gil” y “Scorpy” (Escandaloso).

Lo último en Investigación

Últimas noticias