LA 2ª GRABACIÓN DE VILLAREJO A CORINNA

Corinna: «Canonica viajó a Marruecos a verse con el brazo derecho del Rey, eso huele a blanqueo»

Corinna Sayn Wittgenstein le comenta a José Villarejo, mientras cenan en el restaurante italiano Santini de Londres, que el terreno en Marrakech que el Rey de Marruecos regaló a Juan Carlos I les originó una serie de problemas que seguían sin resolverse. En la fecha de sus confesiones, 7 de octubre de 2016, que fueron grabadas por Villarejo sin que ella se enterara, la finca seguía sin ser ocupada.

«Canonica ha viajado a Marruecos a verse con el brazo derecho del Rey. Para mí, eso huele a blanqueo. Los marroquíes le han dicho: ‘Ustedes nos han pedido que le regalemos una propiedad, ustedes han hecho el montaje financiero, ahora quieren dejarlo en nada, pero nosotros no vamos a comprarlo’. Los marroquíes se negaban a pagar al Rey dos o tres millones de dólares», asegura Corinna.

Estaba claro que la operación de Marruecos no iba a acabar con un final feliz como sucedió con el apartamento de Londres, que el sultán de Omán le regaló a Juan Carlos I, como desveló ayer OKDIARIO. Entonces, los testaferros del Rey Emérito lograron, una vez reformado, convertirlo en dinero cash: en 55,5 millones de euros.

Corinna explica detalladamente a Villarejo los motivos del fracaso de la operación en Marruecos: «Eso se queda aquí. No se va a mover. Nadie va a tener los 15 millones para construir y nosotros no vamos a comprarle a nadie. Está totalmente bloqueado. A mí no me sirve para nada. Necesitan un inversor, un amiguito de Arabia Saudí, que le construya (a Juan Carlos I) la casa, que después hay que mantenerla». Según detalla, el terreno de Marruecos tiene una extensión de 9 acres (alrededor de 45.000 metros cuadrados).

«Nunca declara su fortuna»

Y la princesa alemana razona inteligentemente como cuando explicaba en otro momento de la conversación el regalo inmobiliario del sultán de Omán. El problema radicaba en justificar la procedencia del dinero si decidían escriturarlo a nombre de Juan Carlos I: «De dónde ha venido este dinero y este regalo. Él (Juan Carlos I) no es muy listo. Y nunca lo ha sido. Él quiere tener una casa que no puede tener porque no declara su fortuna. Creen que tienen una fortuna con ese terreno. Si te mando las imágenes te vas a reír. Hay camellos… No hay palmeras… No es un terreno para construir. Hay que poner electricidad… ¡Qué interés tiene para un hombre de 78 años!».

Corinna le confiesa al comisario sus consejos al Rey Emérito sobre las propiedades regaladas: «Yo le he dicho cien veces que lo peor que puede hacer es tener propiedades no declaradas».

Villarejo le insiste a Corinna de que desde el entorno del Rey Emérito pretenden recuperar la propiedad en Marruecos. Según los testaferros, el terreno está a nombre de ella. La princesa alemana le contesta:

«Eso lo dice Dante Canonica pero no hay ninguna transacción con nadie porque yo no quise ponerme dentro. Canonica es el director de la sociedad y no me sirve para nada. El Rey de Marruecos no quiere saber nada. Ellos quieren vender la sociedad y ganar dinero, pero no se puede vender. El Rey de Marruecos no quiere pagar 15 millones de dólares porque no los vale».

Corinna da por acabado el apartado de la aventura africana: «El Rey de Marruecos no quiere saber nada de este tema. Se han enfadado con Canonica. El terreno no está para construir. Se necesita dinero para una estructura básica».

Lo último en Investigación

Últimas noticias