Los vídeos que acorralan a Oltra

La directora del centro de la menor abusada mantuvo al marido de Oltra en su puesto: «No había indicios»

Ver vídeo

La directora del centro de la menor abusada por el marido de Oltra lo mantuvo allí pese a la denuncia. Esto se deduce del testimonio de Isabel Domingo, directora del Centro de Menores Niño Jesús de Valencia donde residía Mayte, la entonces menor de la que abusó Luis Eduardo Ramírez, educador del centro y entonces marido de Mónica Oltra, vicepresidenta y consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana, por lo que fue condenado a cinco años de cárcel por la Audiencia Provincial de Valencia, sentencia ratificada por el TSJV. «No había indicios», justificó Domingo su decisión en su declaración a la que ha tenido acceso OKDIARIO.

Isabel Domingo prestó declaración como investigada el pasado 22 de febrero en el Juzgado de Instrucción número 15 de Valencia ante el juez Vicente Ríos, que ha realizado exhaustivos interrogatorios a 13 personas imputadas y que el próximo 11 de abril escuchará a dos testigos para finalizar, de momento, su instrucción. Estas comparecencias ya han provocado, de momento, que el juez mande parte de la causa al Tribunal Superior de Justicia de Valencia (TSJV) porque ya no puede seguir instruyendo al necesitar interrogar a Mónica Oltra, aforada por razón del cargo y que sólo puede ser citada por el TSJV.

La directora del centro de menores declaró, a preguntas del juez, que tras apartar a Luis Ramírez de su trabajo en el centro, tras tener conocimiento por Chelo Escriche, trabajadora social del Comité Antisida, de que la menor, de 14 años, sufría abusos, luego decidió reincorporarlo tras hablar con una técnico de la Consejería. Durante un momento del interrogatorio, el juez dice: «Usted recoge (en un informe) que el día 10 (marzo) mantiene una comunicación telefónica con el educador (Ramírez) y que en la exploración realizada desde la Consejería no se ha visto ningún indicio y que se reincorpore el día 12. ¿Es eso correcto?». La directora responde que «sí» y añade: «La recomendación de Consejería, es decir, ‘no hay indicios, os podéis poner en contacto con el educador’».

No obstante, la directora consultó su agenda durante la declaración y recuerda que la técnico de Igualdad de la Consejería llamó por teléfono «y me leyó un informe en el que me dice que no se aprecia ningún indicio y, por lo tanto, se pueden incorporar, hablar con el educador y que se puede incorporar, el día 10 del 3 (marzo)».

Sigue el juez con sus preguntas a la directora del centro: «Usted sí que había decidido sin haber oído, sin que la niña en ningún momento se lo dijera, y aplicando los protocolos que ustedes tenían internamente, separar, lo cual es de absoluto sentido común a la persona sobre la que se había verbalizado la existencia de abusos de la menor… Eso lo hace de manera inmediata el primer día que usted tiene conocimiento de los hechos (20 de febrero de 2017)… entonces esa indicación la recibe usted igualmente de la técnico (funcionaria de Igualdad) con la que usted mantiene su contacto…», a lo que Domingo responde afirmativamente. Entonces, el juez instructor matiza: «Pero usted decidió adoptar alguna cautela en relación con esa reincorporación, si es tan amable de explicarnos qué cautela adopta usted».

Isabel Domingo contó entonces que «en ese momento, no sé, en la fase de investigación de la que no sé… aunque ellos me han dicho… pero no sé si va a llegar a Espir o si no va a llegar, voy a tener la cautela que es separar, es decir, evitar, o sea, incorporar sí pero está en una planta distinta de Mayte».

Pero el juez quería saber y pregunta si «al incorporarse en una planta distinta a la menor no tenía posibilidad de tener acceso a la misma» a lo que la responsable del Centro de Menores explica que «el horario del educador de noche era de 11 (noche) a 8 (mañana) y la nena, cuando venía y a las horas que venía, venía a dormir».

Es decir, que Luis Ramírez estuvo separado del servicio entre el 20 de febrero y una fecha sin determinar porque la directora tiene conocimiento «oficial» de la denuncia cuando la Policía Nacional acude al centro de menores para que la menor y la directora acudan a declarar, una citación que luego tendrá lugar en la Fiscalía de Menores. Eso sucede el 29 de junio de 2017 y la orden de alejamiento es entregada al educador el 4 de agosto de 2017, fecha en la que mantiene Oltra que conoció todo el asunto de la menor. Para entonces Mayte ya había sido trasladada de Centro.

Lo último en Investigación

Últimas noticias