Bárbara Rey escondió las cámaras en un televisor y un florero de su dormitorio

Bárbara Rey
Bárbara Rey.

El recibo de la compra por Bárbara Rey de los equipos de grabación se refiere a la «instalación de dos cámaras en habitaciones». Dos cámaras del modelo ojo de pez. Ese tipo de cámara es la que su ángulo de visión es superior a 180 grados, de tal forma que se pueden captar las imágenes de toda una habitación. Es el método más apropiado para asegurar que las imágenes a grabar no queden fuera de plano. De esa manera, la actriz garantizaba la grabación de todos los movimientos de su acompañante.

Para no levantar sospechas y asegurar la grabación, los técnicos contratados por la actriz colocaron las lentes en un televisor y un florero. Al menos eso es lo que figura en la nota de compra: «Conexiones de alimentación para cámaras y camuflaje correspondiente en: TV y florero».

No era la primera vez que se utilizaba un televisor como soporte para ocultar las cámaras. La policía española instaló un objetivo en uno de los televisores que los terroristas de ETA tenían en su domicilio de Argel, donde vivían protegidos por el gobierno del país magrebí.

Lo último en Investigación

Últimas noticias