La Unión Europea aplaude los profresos de Marruecos y lanza nuevas recomendaciones

La Unión Europea aplaude los profresos de Marruecos y lanza nuevas recomendaciones
Federica Mogherini y Nasser Bourita (Foto: AFP)

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa ha evaluado positivamente el rango de asociado con su homólogo, el Parlamento marroquí. Reunidos en París, el pasado 24 de mayo, la Comisión Permanente de la Asamblea Parlamentaria de Consejo de Europa (APCE), ha concluido la plena inmersión del Parlamento Europeo como instancia asociada. En 2011, Marruecos accedió al estatus de asociado, convirtiendo al Reino en el primer país vecino europeo en recibir dicho estatus.

“La Asamblea corrobora que Marruecos ha logrado progresos y ha mejorado el carácter democrático gubernamental del país que avanza en la dirección correcta para alcanzar las ambiciones y las reformas de las ambiciones de la Constitución de 2011” señala el texto de la resolución 2282

El Consejo Nacional de Derechos Humanos

La APCE destaca el papel activo del Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en Marruecos, así como su extensión en competencias relativas a la puesta en obra de “Mecanismo nacionales para la prevención de la tortura, a la protección de los derechos de la infancia y los de las personas con discapacidad”. Este mecanismo fue adoptado en el marco de una ley votada por unanimidad en las cámaras del Parlamento el 6 y el 16 de febrero de 2018, entrando en vigor el 1 de marzo del mismo año.

En esta línea, la APCE anima a poner en marcha la aplicación total de dichos mecanismos. Así, cabe recordar que en el análisis de octubre de 2018 del Consejo de Europa tildó de “impecable trabajo” la labor de Driss El Yazami, que en su momento era el presidente del CNDH, dada la militancia a favor de la abolición de la pena de muerte en Marruecos.

La ley electoral para marroquíes extranjeros

La resolución 2282 también acoge con satisfacción la profesionalidad de las autoridades en cuanto a la celebración de la última legislatura, y alienta la reforma previa de la legislación electoral, aunque se haya aprobado menos de un año antes de las elecciones. No obstante, la APCE considera que los marroquíes residentes en el extranjero (MRE) deberían ser un punto primordial y se debería alentar que la participación desde el extranjero de los ciudadanos marroquíes fuese significativa. Este punto ya había sido planteado por una Comisión ad hoc y comunicado en octubre de 2016 por el británico Ian Liddel-Grainger del Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos (CRE, derecha conservadora). La tasa de participación de los ciudadanos que viven en el extranjero siempre ha sido baja y, a su juicio, debería preverse un cambio legislativo en su sistema de votación.

La paridad parlamentaria

La APCE constata una mayor representación de las mujeres en la política. No obstante, alienta al Parlamento marroquí a que mejore la proporción de mujeres inscritas en las listas electorales y a que establezca listas alternadas (mujeres/hombres) en las elecciones locales. Entre las recomendaciones, el Consejo de Europa pide también que se considere la posibilidad de aumentar el número de escaños reservados a las mujeres, así como la adopción de medidas de incentivo dirigidas a los partidos políticos para aumentar el número de mujeres candidatas en sus listas. En 2015, las mujeres constituían el 45% de los votantes inscritos. En las últimas elecciones parlamentarias de 2016, había 81 mujeres en la Cámara de Representantes, es decir, el 21% de los asientos, mientras que en 2011 fue del 17%. En lo que respecta a las cuestiones de género, la APCE invita también a “a reforzar la protección de las mujeres contra todas las violencias y discriminaciones que sufren, incluso en los ámbitos de la herencia y del matrimonio”.

Tipificación como delito de determinadas relaciones sexuales

Entre las conclusiones de la evaluación efectuada por la APCE, hay muy pocos puntos negativos. Sin embargo, un párrafo insta al Parlamento marroquí a “abolir las disposiciones del Código Penal que tipifican como delito las relaciones sexuales entre adultos del mismo sexo o entre personas de distinto sexo que no estén unidas por el matrimonio, así como el adulterio”. Un punto sobre el que la Asamblea constata que no se ha dado seguimiento a sus recomendaciones anteriores.

Ya en su resolución 1942 de 2013, la instancia europea le pedía a dicho Parlamento “que se derogara esta legislación lo más pronto posible”, tras haber corroborado penas de prisión para personas que habían tenido relaciones homosexuales. La APCE “insta al Parlamento marroquí a establecer una moratoria sobre la aplicación de los artículos 489, 490 y 491 del Código Penal marroquí, a la espera de su abolición”.

De lo contrario, la Asamblea hace un llamamiento al Parlamento marroquí para que se muestre más receptivo, recordando que este último “expresó su compromiso con los valores fundamentales del Estado de Derecho y el respeto de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales”. La Asamblea recomienda a las autoridades competentes que aborden “los problemas señalados por los representantes de la sociedad civil, los medios de comunicación y las Naciones Unidas”, garantizando al mismo tiempo a los defensores de los derechos humanos, a la sociedad civil y a los medios de comunicación un entorno propicio para su acción”.

La gestión de la migración

La APCE se congratula la política migratoria adoptada por Marruecos, que según este consejo se basa en una visión global e integradora de los migrantes en la sociedad marroquí. La política migratoria se acogió en el informe inicial como ejemplar y servía de autocrítica para Europa.

En cuanto a la cuestión del Sáhara, la Asamblea reitera su firme apoyo a los esfuerzos del secretario general de Naciones Unidas para lograr una solución política en el Sáhara Occidental. Asimismo, pide a Marruecos que tenga en cuenta las preocupaciones del secretario general de Naciones Unidas en relación con las denuncias de violaciones de los derechos fundamentales.

La APCE aplaude el papel desempeñado por las comisiones del Consejo Nacional de Derechos Humanos en Dakhla y el Aiún, en particular por el juicio de veinticinco militantes saharauis, condenados el 27 de febrero de 2013 a largas penas de prisión desde los 20 años a cadena perpetua, que posteriormente con dicha labor fueron reducidas, el pasado 16 de julio de 2017. La APCE destaca la gran calidad del diálogo con el Parlamento marroquí y pide que se profundice. La instancia se declara dispuesta a iniciar una reflexión sobre posibles evoluciones del estatuto de socio para la democracia y declara que se acogería con satisfacción la continuación de dicha asociación para el periodo 2020-2021, así como el aumento de los medios que se asignarán al país.

Lo último en Internacional