Organizaciones de la ONU alaban el trabajo en ayuda humanitaria de los Emiratos Árabes en Yemen

Refugiados por la guerra de Yemen @Getty
Refugiados por la guerra de Yemen @Getty
  • Javier García Gómez | atalayar.com

Representantes de diferentes organizaciones de las Naciones Unidas han elogiado los esfuerzos de Emiratos Árabes Unidos (EAU) en programas de asistencia y ayuda humanitaria en el conflicto en Yemen. El país del Golfo ha jugado un papel muy importante en los intentos de normalizar y estabilizar las condiciones de vida de las personas más desfavorecidas durante la guerra.

Esto ha ocurrido durante una reunión el pasado miércoles entre, director de Asuntos Humanitarios de la Media Luna Roja Emiratí (ERC, en sus siglas en inglés), y representantes de diferentes organizaciones de la ONU entre las que se encontraban la Organización Mundial para la Salud (OMS) o el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

En esta reunión, Al-Junaibi ha presentado información sobre el estado de los proyectos del Gobierno emiratí a través de ERC, entre los que destacan la rehabilitación de 47 escuelas, 24 centros pesqueros, 22 centros de salud y 31 centros de electricidad hidráulica, según ha recogido la agencia de noticias WAM.

Sin embargo, han sido los esfuerzos y actividades que van más allá de la financiación lo que ha sido más aclamado por estas organizaciones de la ONU. En el conflicto yemení, calificado por las Naciones Unidas como “la peor crisis humanitaria del mundo”, el país del Golfo ha contribuido con 17 millones de dólares en materia de ayuda en los últimos cuatro años, de acuerdo con datos obtenidos por la Agencia de Noticias del Ministerio de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional emiratí.

Especialmente esta ayuda ha sido manejada por organizaciones internacionales como UNICEF, con la que EAU ha creado un programa para escolarizar a 3,7 millones de niños y pagar el salario a 130.000 profesores que llevaban trabajando sin cobrar desde hace dos años. Según datos de esta organización, dos millones de niños no están yendo a la escuela desde que estalló la guerra.

Y es que EAU ha incluido como parte de su política humanitaria programas que buscan dar servicios activamente a los yemeníes frente a sus necesidades extremas como epidemias de cólera o malaria nunca antes conocidas y grandes episodios de hambruna sin existencia de alimentos seguros.

A principios de este año, comenzó el tercer brote de cólera transmitido por el agua contaminada desde que comenzó el conflicto en 2015 y que ha dejado un balance de 193 víctimas mortales en los primeros tres meses de este año. El papel que ha tomado EAU, enmarcado en su celebración del “Año de la Tolerancia”, es el envío de 10 toneladas de ayuda humanitaria, entre las que se encuentran 710 canastas de alimentos y más de 25 toneladas de vacunas y medicamentos contra las enfermedades infecciosas.

La implicación del Gobierno emiratí en la reconstrucción del país en el sur de la península incluso le ha llevado a organizar bodas en grupo. Cientos de parejas han contraído matrimonio en el puerto de la Media Luna Roja en Mocha. La iniciativa “busca reducir el coste de las ceremonias y reforzar los valores sociales de la comunidad yemení” frente a las dificultades derivadas del conflicto, según afirmaba Al-Junaibi.

La ayuda humanitaria comenzó a poder entrar al país de forma amplia cuando se puso en marcha el plan de repliegue de tropas en la ciudad de Al Hudeida, principal puerto del país. Se espera que el paso de mercancías aumente después del compromiso firmado el pasado martes por los rebeldes hutíes y el Gobierno de Yemen sobre reforzar la tregua en esta ciudad costera del este del país.

Lo último en Internacional