Mike Pompeo visita Grecia para alentar una desescalada del conflicto en el Mediterráneo oriental

Mike Pompeo. Foto: EP
Mike Pompeo. Foto: EP
  • Celia López/Atalayar.com

La pandemia no frena los conflictos internacionales ni las cumbres diplomáticas al más alto nivel. El cruce de acusaciones entre Grecia y Turquía sigue candente, pese a los esfuerzos para rebajar la tensión por la delimitación de las áreas de explotación marítimas en el Mediterráneo oriental. Con el objetivo de contribuir al entendimiento y evitar una confrontación directa entre los países mediterráneos, Mike Pompeo, jefe de la diplomacia de Estados Unidos, ha comenzado este lunes una pequeña gira europea cuya primera parada tiene como escenario la ciudad griega de Salónica. En este lugar se reunirá con su homólogo griego, Nikos Dendias. El martes se ha programado una visita a Creta para entrevistarse con el primer ministro de la isla, Kyriakos Mitsotakis, y visitar la base naval de la OTAN en la bahía de Souda, según han informado los servicios de prensa del Ministerio de Exteriores estadounidense.

Las tensiones entre Atenas y Ankara se han recrudecido en las últimas semanas por su disputa de las zonas marítimas en el Mediterráneo que tienen hidrocarburos en el Mediterráneo. Este verano Turquía ha enviado barcos de prospección a territorios reclamados con Grecia, por lo que esta ha respondido con ejercicios militares. En las aguas del Mediterráneo oriental se han desplegado aviones militares y maniobras que ejemplificaban los desencuentros sobre la mesa de negociaciones entre Chipre, Grecia y Turquía. También el cruce de acusaciones mutuas es una muestra de la escalada que se ha producido en los meses de verano. Recep Tayyip Erdogan, presidente turco, ha llegado a advertir a Emmanuel Macron, presidente de Francia y firme defensor de Grecia y sus intereses en el Mediterráneo, de que no debe “meterse con Turquía” y ha señalado que Francia fue la responsable de la muerte de un millón de argelinos.

Ante estas incendiarias declaraciones y la escalada militar, Estados Unidos considera necesario retomar el diálogo, especialmente entre naciones que son miembros de una organización militar, la OTAN, auspiciada por Estados Unidos. Washington teme que se produzca algún incidente que desencadene un conflicto aún mayor y ha llamado a evitar medidas unilaterales que pueda avivar las tensiones, exhortando a Grecia y a Turquía a llegar a un acuerdo, según las declaraciones de un alto funcionario estadounidense que participa en la gira europea en una conversación con periodistas este domingo.

La visita a Salónica también es una forma de acercarse a la región de los Balcanes, en la que Estados Unidos tiene un gran interés, según ha señalado el Departamento de Estados norteamericano. Tras esta parada en los Balcanes, Pompeo viajará este miércoles y jueves Roma para reencontrarse con las autoridades italianas y recordar de manera especial los esfuerzos del Gobierno de Donald Trump para disuadir a sus aliados europeos de aceptar al grupo chino Huawei en el desarrollo de sus redes de telefonía móvil ultrarrápida 5G.

Mike Pompeo también participará en el Vaticano en una reunión sobre libertad religiosa organizada por la embajada estadounidense en la Santa Sede. Pompeo señalará durante este encuentro contra la brutalidad de China contra sus minorías, entre la que se encuentran aquellos que profesan el islam. La última parada de la gira será Dubrovnik, en Croacia, el próximo viernes.

Lo último en Internacional

Últimas noticias