Isabel II da el visto bueno a que Camila sea reina consorte cuando Carlos acceda al trono

Ver vídeo

La reina Isabel II, de 95 años de edad, y quien cumplirá este domingo setenta años en el trono, ha anunciado a través de un mensaje que quiere que Camila Parker-Bowles, duquesa de Cornualles, sea reina consorte cuando el príncipe Carlos se convierta en rey. En un mensaje con motivo del 70 aniversario de su reinado, ha señalado que era su sincero deseo que Camila tuviera ese título. Estas manifestaciones de Isabel II vienen condicionadas por las muchas sugerencias que le están llegando para que Camila fuese nombrada princesa consorte del futuro rey.

Lo cierto es que tanto por su edad como por la reciente muerte de su marido, el duque de Edimburgo, es por lo que se han acelerado los preparativos para la sucesión.  De esta manera, ascenderá al trono su hijo Carlos, de 72 años. El príncipe de Gales ya había dejado claro hace varios meses que su deseo era que la duquesa de Cornualles, sea nombrada como reina consorte y no princesa. Carlos de Inglaterra quiere que el estatus de Parker-Bowles, sea lo más alto posible, como fue el caso de la esposa del rey Jorge VI.

Por último, cuando falleció el duque de Edimburgo, sus títulos han pasado automáticamente a Carlos de Inglaterra.

La reina Isabel II celebra este domingo su Jubileo de Platino, siete décadas en el trono de Reino Unido y la Mancomunidad de Naciones, lo que la convierte en la primera monarca británica en lograr este hito en una época de enormes cambios en la que su presencia ha servido como garantía de estabilidad.

Después de celebrar sus jubileos de plata, oro, diamante y zafiro en 1977, 2002, 2012 y 2017, respectivamente, para este 2022 se han programado varias celebraciones en Reino Unido y en los países de la Commonwealth.

Las festividades culminarán con un puente que se extenderá desde el día 2 de junio hasta el 5, «una oportunidad para que la ciudadanía de todo Reino Unido se una para celebrar este histórico hito», en palabras del Palacio de Buckingham.

Una de las celebraciones más curiosas es una competición nacional para crear un pudin -un plato típico inglés- dedicado a la reina. Pueden participar todos los residentes en Reino Unido mayores de ocho años para crear la receta «perfecta» de Pudin Platino.

Además, está prevista la celebración de cabalgatas, un servicio religioso para dar las gracias a la reina en la catedral de San Pablo, en Londres, o un concierto especial en el que participarán las estrellas de la canción más famosas del mundo.

Isabel II accedió al trono el 6 de febrero de 1952, tras la muerte de su padre, el rey Jorge VI, mientras se encontraba en Kenia haciendo una gira por los países de la Commonwealth. Isabel, que viajaba acompañada del príncipe Felipe, sustituyó a su padre en el viaje precisamente porque Jorge ya estaba mal de salud.

Ella no estaba destinada a reinar, pero la abdicación del hermano mayor de su padre, Eduardo VIII, ante la oposición que suscitó su relación con Wallis Simpson -una celebridad estadounidense que ya se había divorciado en dos ocasiones-, la colocó como heredera de un trono que abarca varias áreas, tiene funciones constitucionales y actúa como faro de unidad de los británicos y como representante de su nación ante el mundo.

Con 21 años, dio un discurso desde Sudáfrica en el que estableció las líneas principales de su futuro reinado. Su compromiso con su labor era absoluto. «Debemos dar nada menos que la totalidad de nosotros mismos. Declaro ante todos ustedes que toda mi vida, sea larga o corta, estará dedicada a su servicio», aseguró.

El 9 de septiembre de 2015, Isabel II se convirtió en la persona en ostentar el reinado más largo de la historia de Reino Unido. Aquel día fue uno más en la vida de la reina, que viajó junto a Felipe en tren desde Edimburgo hasta Tweedbank, donde inauguró una línea ferroviaria. «Inevitablemente, una vida larga puede tener muchos hitos y la mía no es una excepción», dijo aquel día.

Su siguiente hito tuvo lugar el 6 de febrero de 2017, en su Jubileo de Zafiro, que conmemoró los 65 años de la reina en el trono. Era la primera vez que un monarca británico celebraba este jubileo.

Época dura

Isabel II ha pasado recientemente una época dura. Su nieto el príncipe Enrique decidió abandonar la Casa Real tras casarse con Meghan Markle. Cuando el terremoto pasó, una entrevista que el matrimonio concedió a Oprah Winfrey en la que, entre otras cosas, acusaban a la familia real de «racismo» volvió a agitar las aguas.

Por otro lado, el príncipe Andrés -supuestamente su favorito- está inmerso en un proceso judicial, acusado de abusos sexuales a una menor de edad en el marco del caso del magnate Jeffrey Epstein, que se quitó la vida en prisión tras ser detenido en 2019 por orquestar una red de trata.

Su marido, el príncipe Felipe, murió el 9 de abril de 2021, tras más de 70 años de matrimonio. Las restricciones impuestas por la pandemia de Covid dificultaron además el último adiós al príncipe.

Isabel II también ha pasado por varios baches de salud. A finales de 2021 se vio obligada a aligerar su agenda y llevar a cabo tareas y compromisos de carácter ligero, después de pasar una noche en el hospital. De hecho, pasó 2020 prácticamente recluida debido a la pandemia de Covid, incluso después de vacunarse.

Lo último en Internacional

Últimas noticias