Un ex asesor de Trump denuncia una campaña de Qatar y los Hermanos Musulmanes contra su persona

Un ex asesor de Trump denuncia una campaña de Qatar y los Hermanos Musulmanes contra su persona
Walid Fares, ex consejero del presidente de Estados Unidos, Donald Trump
  • Raúl Redondo/atalayar.com

El periódico estadounidense The New York Times publicó recientemente un informe en el que reveló que el FBI había llevado a cabo indagaciones para determinar si Walid Fares, ex consejero del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, había trabajado en secreto para que el Ejecutivo egipcio influyera en la Administración estadounidense. Las investigaciones se centraron en posibles nexos del ex consejero con el Estado egipcio y el dirigente Abdel Fattah al-Sisi.

Unas pesquisas que acabaron finalmente en nada, como advierte ahora el propio afectado. El diario neoyorquino informó que las autoridades investigadoras habían obtenido información contra Fares de una fuente egipcia y habían interrogado al ex asesor de Trump sobre la naturaleza de sus relaciones con Egipto. Por su parte, desde la esfera norteamericana y el propio Fares se acusa a Qatar y a los Hermanos Musulmanes por estar detrás de la campaña contra él y ordenar a The New York Times que publicara artículos contrarios a la persona del ex colaborador del presidente Trump.

Fares concedió una entrevista al medio Al-Arabiya e indicó en la misma que la problemática actual con The New York Times y el grupo de presión de la Hermandad Musulmana y de Qatar en EEUU llevaba ya bastante tiempo produciéndose. Entiende que está en el centro de la diana por repudiar a las organizaciones extremistas, entre las que se encuentra la Hermandad, agrupación señalada como terrorista por parte de varios países, incluido Estados Unidos.

Explicó que la etapa de mayores ataques contra él comenzó con la selección del candidato presidencial republicano Mitt Romney y su nombramiento como asesor de Seguridad Nacional durante su campaña electoral en 2011 y 2012. El grupo de la Hermandad denominado ‘Kiir’ envió mensajes violentos contra Fares al Congreso y al candidato presidencial, pidiendo su destitución. Sin embargo, esos intentos no tuvieron éxito. Fares agregó que lo que preocupaba a estos grupos era que sería nombrado para la Administración Romney si tenía éxito en las elecciones presidenciales de 2012.

Posteriormente, el candidato demócrata Barack Obama ganó las elecciones, y la campaña contra Fares se detuvo hasta que fue renovada nuevamente en 2013 debido a lo acaecido en Egipto, cuando se produjo la intervención de Abdel Fattah al-Sisi quien suspendió la Constitución y echó del poder a Mohamed Morsi, presidente por entonces vinculado a los Hermanos Musulmanes.

Fares explicó que, a través de su posición en los medios de comunicación estadounidenses y árabes, apoyó al pueblo egipcio que se levantó contra el régimen de la Hermandad, expulsándolo del poder. Afirmó que estaba entre las pocas voces en Washington que explicaban la verdad de lo que ocurrió en el país norteafricano, y que «lo que sucedió no es lo que la Hermandad y sus aliados en Washington entienden como un golpe militar dirigido por el entonces Ministro de Defensa, Abdel Fattah al-Sisi, sino más bien una verdadera revolución popular en la que unos 33 millones de egipcios se movieron para derrocar a un régimen que oprimía a los egipcios”.

Explicó que el lobby de la Hermandad Musulmana consideró que Fares trabajaba para Al-Sisi, y que comenzó a transmitir informes en Washington acusándolo de apoyar un Gobierno militar en lugar de apoyar al Ejecutivo de la Hermandad.

Fares enfatizó que se produjeron muchos enfrentamientos entre él y la Hermandad y en varios ámbitos, ya que siempre estaba trabajando para defender a los grupos civiles en Túnez, Libia, Yemen y otros frente a las milicias extremistas ligadas a la Hermandad, declarada directamente como formación terrorista por varios países, entre ellos Estados Unidos. Los vínculos terroristas de la entidad están siendo investigados en varias naciones occidentales; es más, un número importante de líderes de Al-Qaeda mantuvieron bastante actividad en el pasado con los Hermanos Musulmanes, organización muy ligada también a Qatar, donde se ofrece un altavoz mediático para los discursos radicales, como apuntan diversos expertos.

Lo último en Internacional

Últimas noticias