El Congreso de EEUU tumba el veto de Obama y las víctimas del 11S podrán denunciar a Arabia Saudí

El Congreso de EEUU tumba el veto de Obama y las víctimas del 11S podrán denunciar a Arabia Saudí
Barack Obama, presidente de Estados Unidos (Foto: Getty)

La división entre el Ejecutivo y el Legislativo en Estados Unidos forma parte de su ejemplo de cómo ser una democracia con equilibrio de poderes. Elecciones a mitad de mandato de cada uno, renovación de ambos poderes y, casi siempre, cohabitación. Durante el mandato del demócrata Barack Obama prácticamente siempre ha tenido que lidiar con las dos cámaras del Congreso bajo dominio republicano. Y esto ha provocado la paralización de numerosas leyes, por el veto del presidente, y de varias órdenes ejecutivas de Obama por parte de la Cámara o el Senado. Pero esta ocasión ha sido más grave: por primera vez en su Presidencia, ambas cámaras han votado –y lo han hecho por abrumadora mayoría– eliminar un veto de Obama a una ley.

Primero fue el Senado de Estados Unidos el que aprobó de forma casi unánime este miércoles eliminar el veto del presidente Barack Obama a una ley que permite a las víctimas de los ataques del 11S demandar al Gobierno de Arabia Saudí. El resultado del voto fue de 97-1 en contra del veto, siendo un único senador de una minoría demócrata, Harry Reid, quien votó en contra.

No votaron el candidato a vicepresidente en el ticket electoral de Hillary Clinton, Tim Kaine, ni Bernie Sanders, quien fuera rival de la ex primera dama en las primarias del Partido Demócrata.

Pero la anulación definitiva del veto no fue efectiva hasta que menos de una hora después ha sido la Cámara de Representantes la que haya repetido el golpe ala voluntad del presidente Obama. En su caso la votación ha sido también por inmensa mayoría, concretamente de 348 votos contra 77. Y se consuma así la primera vez en ocho años de la Presidencia de Barack Obama en que sufre una anulación al veto de una ley.

El presidente Barack Obama, contrario a esta ley, argumentaba que esta nueva legislación podría exponer a compañías estadounidenses, a tropas y a mandos militares a recibir denuncias por sus operaciones en países que también podrían comprometer sus alianzas en tiempos de complicaciones internacionales. El gobierno saudí, fuerte aliado de Estados Unidos en la región del Medio Oriente, claramente se opone a esta ley que Obama no hay conseguido vetar.

Últimas noticias