Cifras oficiales: 1.900 muertos y 72.000 contagiados

China niega y después confirma la muerte por coronavirus de un director de hospital en Wuhan

coronavirus
Personal médico atiende a un paciente infectado con coronavirus en un hospital de Wuhan. foto: AFP

Liu Zhiming, director de un hospital de la ciudad china de Wuhan, murió este martes víctima de la epidemia de coronavirus cuyo epicentro se encuentra, precisamente, en la región china. El centro médico que dirigía Zhiming es uno de los más importantes de la ciudad y, según comunicaron medios de comunicación estatales, el facultativo falleció el martes después de «fracasar todos los esfuerzos por salvarlo».

La epidemia de COVID-19, de la que la primera noticia saltó en diciembre pasado en Wuhan -capital de la central provincia de Hubei-, ya ha matado a cerca de 1.900 y ha contagiado entorno a 72.000 en China continental, que supone la gran mayoría de habitantes de la zona en cuestión. Según un informe dado por las autoridades chinas el pasado viernes, ya son seis miembros del personal médico los que han fallecido y, según cifras oficiales, 1.716 han sido infectados.

La muerte de Liu fue inicialmente reportada por medios chinos y blogueros poco después de la medianoche del martes, pero la información fue más tarde eliminada y reemplazada con reportes de que los médicos todavía estaban tratando de salvarlo.

Tras negar los informes iniciales del fallecimiento, el hospital traslado a la agencia AFP que los médicos trataban de salvarle la vida mediante un tratamiento del que no dieron más información.

La muerte de Liu trajo a la memoria el fallecimiento de un oftalmólogo de Wuhan, Li Wenliang, un médico que había alertado a las autoridades al comienzo de la epidemia, y que fue reprimido y amonestado por las autoridades. El deceso de Li desató el malestar popular contra las autoridades, acusadas por mal manejo de la crisis y de no haber reaccionado a tiempo.

Este martes, la red social china Weibo controlada por el aparato estatal, fueron muchos usuarios los que lamentaron el fallecimiento del director del hospital y lo compararon con el de Li. La información acerca de ambos casos siguió el mismo patrón: sus fallecimientos fueron inicialmente reportadas en los medios de comunicación estatales, después procedieron a la eliminación de dichas inforamciones y a negar las muertes para, finalmente, confirmar los decesos.

«¿Todos han olvidado lo que le pasó a Li Wenliang? Intentaron por la fuerza resucitarlo después de su muerte«, escribió un usuario de Weibo.  Otro comentario dijo que Liu «murió anoche, (pero) algunas personas son adictas a torturar cadáveres».

Un etiqueta acerca de la muerte de Liu alcanzó 29 millones de visitas la tarde del martes. Muchos médicos en Wuhan han tratado a los pacientes sin mascarillas o trajes de protección adecuados o han usado varias veces el mismo equipo, cuando deben cambiarlo con regularidad.

Lo último en Internacional

Últimas noticias