Biden ya es el favorito para ser el candidato demócrata tras un brillante ‘supermartes’

Joe Biden se postula como favorito para alcanzar la nominación a ser el candidato del Partido Demócrata a la Casa Blanca tras los brillantes resultados cosechados en el llamado ‘supermartes’, el día en el que un mayor número de estados votan por el reparto de delegados de cara a la convención de cada formación, en la que se confirman dichos candidatos.

Quien fuera vicepresidente de Barack Obama entre 2008 y 2016 llegaba a esta fecha con el objetivo de acelerar en su remontada ante el extremista Bernie Sanders, pero lo que terminó firmando se parece más bien a una goleada, a falta de conocer los resultados definitivos en California, donde el recuento siempre es especialmente lento.

Por poner en perspectiva la carrera ‘demócrata’ a la nominación, hay que recordar que hace más de un mes, cuando empezaron estos caucus y primarias, Biden era señalado como el gran favorito, pero los primeros resultados complicaron su posición, poniendo a Sanders en cabeza. Incluso Hillary Clinton, quien fuera candidata en los últimos comicios -para perder de forma sorpresiva ante Trump- llegó a hablar, resignada, de dar su apoyo a Sanders si finalmente ganaba.

Pero Biden fue recobrando fuerza en los últimos días, justo antes de este ‘supermartes’, hasta el punto de que los otros candidatos moderados -Amy Klobuchar y Pete Buttigieg, principalmente- se retiraron dando su apoyo público a Biden. Justo a tiempo. El propio Biden ha reconocido que si ha logrado buenos resultados en estados a priori complicados para él ha sido por el apoyo de estos: el de Klobuchar en Minnesota, el de Beto O’Rourke en Texas o el de Pete Buttigieg un poco en muchos sitios.

«Estamos vivos, pero no os equivoquéis, esta campaña sólo está empezando» afirmó un exultante Biden en su primera comparecencia pública tras confirmarse los resultados en la costa Este de EEUU. Quedaba California, donde los primeros sondeos apuntan a una victoria de Sanders, pero por una diferencia no especialmente grande. Y cada delegado elegido cuenta, en estas carrera no van todos los votos para el ganador, como sí ocurre en las elecciones presidenciales.

Joe Biden es el aspirante más centrado y moderado de cuantos compiten por la nominación en el Partido Demócrata. Su campaña se basa, principalmente, en poner en valor de Barack Obama. El ex presidente, por cierto, aún no se ha pronunciado públicamente a favor de quien fuera su compañero de ticket. Lo que sí está claro es que el punto débil de Biden se encuentra entre los votantes jóvenes, que apoyan mayoritariamente a Bernie Sanders a quien, sin embargo, se ve como alguien con menos posibilidades de acabar ganándole a Trump en una eventual batalla por la Casa Blanca: demasiado extremista para la clase media. Hace apenas unos días soliviantaba a la comunidad latina de Florida -uno de los estados claves para la elección presidencial- haciendo una defensa del dictador cubano Fidel Castro. Nada menos.

Bloomberg, el otro gran perdedor

Quien sí que se confirma como el absoluto perdedor de este ‘supermartes’ es Michael Bloomberg, cuya estrategia pasaba por arrancar precisamente en esta jornada. Sólo ganó en la Samoa Americana, esto es, nada en la práctica. A su arriesgada táctica -permanecer al margen mientras sus rivales llevan meses, años, haciendo ruido- se unió un errático desempeño en los últimos debates, donde fue sistemáticamente vapuleado por sus rivales, exhibiendo una débil capacidad interpeladora.

No compareció públicamente. Bloomberg tomó en la noche de este martes un vuelo con destino a Nueva York para replantearse su situación. Según información de su entorno a la CNN, lo que tiene claro es que quiere evitar que Bernie Sanders pueda llegar a ser candidato presidencial.

Un total de 14 estados, amén del territorio de Samoa Americana, estaban llamados a votar en el ‘supermartes’ de las primarias del Partido Demócrata de cara a las elecciones de noviembre, donde el ganador tendrá que enfrentarse al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que aspira a la reelección.

En el ‘supermartes’ están en juego 1.357 delegados de los 1.991 que garantizan la nominación final en la Convención Nacional Demócrata, que se celebrará del 13 al 16 de julio en Milwaukee, Wisconsin.

Lo último en Internacional

Últimas noticias