Parejas

Cómo tener una buena relación de pareja

Conocer bien los gustos de tu pareja, sentir admiración y ceder de vez en cuando son algunas de las claves para tener una buena relación de pareja.

buena relación de pareja
Guía de pasos para tener una buena relación de pareja

Tener una pareja estable es algo que muchas personas desean, pero cuando por fin logramos esa estabilidad es posible que la rutina, la vida en general y otras cuestiones que tienen que ver con el amor, pasen factura a nuestra relación. Veamos a continuación, una guía de pasos en la que te explicamos Cómo tener una buena relación de pareja.

Mantener una buena relación de pareja es algo importante no solo para la estabilidad emocional de ambas partes, sino que además, varios estudios indican que las personas satisfechas con sus relaciones son más felices, tienen menos problemas de salud, lidian mejor con el estrés y viven más. Veamos entonces como lograr que nuestra relación de pareja sea la más saludable de todas.

Pasos para tener una buena relación de pareja

  1. Conoce el "mapa del amor" de tu pareja: Las parejas emocionalmente inteligentes que mantienen una buena relación conocen el universo el uno del otro. Ellos poseen un "mapa del amor" del compañero o de la pareja, es decir, conocen sus gustos, preferencias, objetivos, valores, visión del mundo, anhelos, temores y esperanzas. Como las personas cambian, siempre están actualizando estos mapas de modo que debes estar alerta de los cambios que puedan surgir en tu mapa y el de tu pareja.
  2. Cultiva diariamente el afecto y la admiración: El punto de partida de una relación gratificante es la creencia de que tu compañero es digno de respeto y admiración. Sin eso, no hay motivación para cambios y mejoras y, a menudo, no hay ni siquiera motivación para permanecer juntos.
  3. Responde a tu pareja: En las relaciones, solemos hacer "llamadas de atención" para lograr la atención del otro, como por ejemplo una invitación para compartir algo que nos apetece hacer. Esto significa estar atento a las peticiones de la pareja y responder a estas cuanto antes. Cuantas más peticiones se respondan por ambas partes, más crecerá el afecto en vuestra relación.
  4. Resuelve los problemas cuanto antes: Todo lo que puede resolverse debe resolverse cuanto antes, con el fin de evitar el desgaste innecesario y sobre todo para evitar conflictos demasiado largos.
  5. Sal de la trinchera: En el caso de que estéis desde hace tiempo en conflicto, es posible que esta situación haya llevado a ambas partes de la pareja a atrincheraros en vuestras posiciones, ya que la base de esos conflictos son sueños (no siempre expresados ​​claramente) y valores del individuo. El secreto para salir de la trinchera es entender y honrar el deseo del otro (que no es lo mismo que compartir). Los conflictos perpetuos nunca – o raramente – se resuelven pero al ceder e intentar honrar el deseo el uno del otro, la pareja se puede abrir camino para poder encontrar una solución de manera que se controlen y reparen los daños en la relación.
  6. Comparte momentos y sensaciones: Los momentos y sensaciones compartidos son un aspecto crucial para la salud, la longevidad y la calidad de la relación. Es ahí donde nacen las expectativas positivas y el estímulo para la construcción de un futuro a dos. Cuanto más momentos de pareja tengáis para compartir (y cuanto mayor sea la frecuencia con la que se hace), más profunda, enriquecedora y gratificante será la relación. Para crear y compartir momentos y sensaciones, es necesario trabajar la conexión y el proyecto de vida en común de la pareja.

Lo último en How To

Últimas noticias