Entretenimiento

Cómo resolver el cubo de Rubik

resolver el cubo de rubik
Guía de pasos para resolver el cubo de rubik

Centrarse en algunas de las caras del cubo y comenzar con un color concreto, son algunas de las claves para resolver el cubo de Rubik.

El cubo de rubik se ha convertido a lo largo de sus casi 40 años, en uno de los juegos más populares en todo el mundo. Un cubo con cuadrados de colores que sigue dando quebraderos de cabeza a más de uno ya que una vez comienzas a jugar, es difícil volver a lograr juntar todas las piezas. Veamos entonces en esta guía de pasos a continuación, cómo resolver el cubo de Rubik.

Inventado por Eno Rubik, un profesor de arquitectura y escultor húngaro, en 1974 y puesto a la venta en 1980, el cubo de Rubik es uno de los rompecabezas más impresionantes que existen. Nacido como un juego con fines educativos, este cubo cuenta con seis caras divididas en cuadrados de colores. El objetivo del juego es mover las piezas de modo que cada cara quede del mismo color. ¿Cómo resolverlo entonces? La clave estará en lo que ahora te explicamos.

Pasos para resolver el cubo de Rubik

  1. Fichas blancas: Lo primero que tienes que hacer para poder completar el cubo de Rubik es completar en la cara superior arriba una cruz blanca con tres fichas en vertical y tres (en medio) en horizontal. Asegúrate de que los bordes de la cruz coincidan con los cuadrados del centro en los lados adyacentes.
  2. Esquinas: Cuando hayas acabado de hacer la cruz, debes proseguir y completar la capa superior con todas las fichas blancas. Cuando tengas la parte superior toda de color blanco, tienes que fijarte en que tengas hecha una línea roja y otra azul adyacentes en dos de las caras frontales, y además la pieza central en rojo y en azul.
  3. Líneas roja y azul: Debes girar las partes centrales del cubo para poder completar la segunda línea roja y azul.
  4. Cruz amarilla: Gira el cubo y procedemos con la cara que tengamos ahora arriba para poder formar como hicimos antes, la cruz en amarillo, con tres piezas centrales en ese color y dos de los laterales centrales.
  5. Líneas roja y azul: El siguiente paso consistirá en colocar las piezas centrales azules y rojas de la línea de arriba.
  6. Esquinas: Ahora debes intentar arreglar todas las esquinas aunque debes ir con cuidado, ya que es fácil que la parte superior (amarilla) te quede desmontada o tengas que deshacer parte de lo que hiciste en el paso 4. No te preocupes, el objetivo es dar vuelta a las piezas que te quedan para resolver las esquinas.
  7. Por último, tienes que colocar las piezas que quedan para acabar con todas las caras iguales.

Con estas instrucciones podrás resolver tu cubo de Rubik aunque debes ser consciente que no es una tarea fácil y que sobre todo, debes practicar todo lo posible hasta lograr dominarlo.

Lo último en How To