Trucos para el horgar

Cómo planchar una falda de tablas

planchar falda de tablas
Los pasos para planchar una falda de tablas

Las faldas de tablas o faldas plisadas son tendencia de moda en la actualidad, pero cada vez que las lavamos, nos damos cuenta de lo complicado que resulta plancharlas ya que no queremos que su plisado desaparezca. Veamos entonces paso a paso, y de manera fácil cómo planchar faldas de tablas.

Qué son las faldas de tablas

Las faldas de tablas o faldas plisadas son un tipo de falda caracterizadas por un diseño en el que a partir de la cintura, surgen pliegues de modo que toda la falda queda marcada por las llamadas tablas o plisado. Este, es un tipo de falda que lleva décadas siendo usada, si bien es el tipo de falda que suelen llevar las estudiantes de internado o de escuelas privadas que usan uniforme.

Además de su uso para uniformes escolares, las faldas de tablas saltaron a las pasarelas de moda hace ya algún tiempo y aunque el modelo corto es quizás el más popular, este año se impone la falda de tablas "midi", de modo que si deseas poder llevar una sin una sola arruga, te enseñamos a continuación, los pasos que debes dar para saber cómo se plancha.

Pasos para planchar una falda de tablas:

¿Cuál es la solución para mantener los pliegues de una falda de tablas siempre perfectos? La clave está en el planchado como ahora te indicamos:

  1. Lo primero de todo es tener siempre una tabla de planchar en condiciones de modo que la falda se planche sobre una superficie lisa. Te darás cuenta de que es más fácil planchar los pliegues con una tabla de planchar, donde puedes mover sistemáticamente la prenda en un círculo completo mientras planchas hasta que llegues al punto de partida.
  2. Coloca la falda de tablas o falda plisada sobre el extremo del tablero, con el tablero dentro de la prenda, y déjala lo más plana y suave posible. Verifica la etiqueta de cuidado de su prenda y coloca la plancha a la temperatura adecuada para la tela.
  3. Sujetando firmemente la pretina o la parte superior de la prenda, tira de la parte inferior del primer pliegue hasta que quede recto. Tendrás que planchar el pliegue siguiendo su forma, de modo que para que no se te mueva te puedes ayudar de clips, o horquillas. Los alfileres de metal también se pueden utilizar si la tela no es demasiado delicada, pero evita cualquier cosa de plástico, ya que podría derretirse. Y ten cuidado de no planchar sobre lo que esté usando para mantener el pliegue en su lugar para que no lo dañe la su ropa.
  4. Comienza a planchar por la parte superior de los pliegues y plancha hacia abajo, sosteniéndolos sobre la marcha (sin acercar demasiado la plancha a tu mano). No planches accidentalmente ninguno de los pliegues que no hayas marcado o sujetado ya que podrías colocarlos en una posición extraña o eliminarlos del todo. Y resiste la tentación de mover la plancha de lado a lado, eso moverá los pliegues fuera de lugar.
  5. Ves girando la falda en la tabla de planchar, agregando sistemáticamente más pliegues y asegurándolos con clips o alfileres a medida que avanzas. Una vez que lo dominas, el proceso se hace más rápido.
  6. Después del planchado, cuelga la falda desde la parte superior para mantener los pliegues derechos y, si es posible, trata de dar a las prendas con tablas un poco de espacio extra en el armario. Sería una pena que todo ese trabajo duro se desperdicie. ¡Y no olvides quitar todos los alfileres antes de volver a usar tu falda!

Últimas noticias