Ordenadores

Cómo limpiar el ratón del ordenador

Si deseas poder limpiar el ratón del ordenador de forma correcta, necesitarás abrirlo para eliminar cualquier resto de polvo o suciedad en las partes internas.

Cómo limpiar el ratón del ordenador
Pasos para limpiar el ratón del ordenador

Uno de los elementos imprescindibles para todas aquellas personas que trabajan a diario frente a un ordenador es el mouse o ratón que sirve, junto con el teclado, para "comunicarse" con el ordenador, de modo que es importante tenerlo limpio para que responda sin problema. Veamos entonces una sencilla guía de pasos en la que os explicamos Cómo limpiar el ratón del ordenador.

La simple acumulación diaria de polvo o suciedad sobre la mesa del escritorio o la alfombrilla que usamos para deslizar nuestro ratón del ordenador es suficiente, como para que este deje de funcionar. Si de repente te das cuenta que tu mouse ya no se comunica (porque no aparece en pantalla la flecha que lo identifica) o apenas te permite moverte por tu ordenador seguramente es porqué está sucio de modo que para solucionar el problema tan solo debes seguir estos pasos.

Materiales

  • Ratón
  • Bastoncillos de algodón
  • Paño
  • Alcohol isopropílico
  • Palillos de dientes
  • Destornillador
  • Agua

Pasos para limpiar el ratón del ordenador

Cómo limpiar el ratón del ordenador

  1.  Lo primero que debes hacer es desconectar el ratón del ordenador. Luego, limpia la estructura externa con un paño limpio y seco. Si el mouse está demasiado sucio, es aconsejable humedecer el paño con un poco de agua.
  2. A continuación, desliza un palillo de dientes a lo largo de todas las grietas en la superficie.
  3. Una vez hayas eliminado la suciedad más superficial, tienes que darle la vuelta al ratón para realizar el mismo procedimiento con la parte inferior y el resto de la estructura.
  4. Ahora, con un bastoncillo de algodón empapado en alcohol isopropílico, es necesario desinfectar y limpiar las partes restantes del ratón que aún están sucias. El hisopo de algodón debe estar ligeramente humedecido.
  5. Después de limpiar la superficie externa del ratón, retira la cubierta superior con un destornillador, para que puedas eliminar cualquier residuos de piel, comida, polvo y suciedad que se haya acumulado dentro del ratón. Todos ellos pueden interactuar negativamente con el correcto funcionamiento de los botones.
  6. El área debe limpiarse con un bastoncillo de algodón humedecido en un poco de alcohol o un paño limpio. En general, los fragmentos de suciedad se encuentran cerca de la rueda central del ratón, en la parte superior del circuito impreso y cerca de los botones. Por lo tanto, es esencial limpiarlos para que el ratón  alcance una velocidad de movimiento considerable.
  7. Cuando las partes internas del ratón estén perfectamente secas, debes volver a montar el mouse. Antes de realizar esta operación, es aconsejable esperar unos 5 minutos desde el final de la fase de limpieza interna.
  8. Ahora para completar el trabajo necesitarás limpiar la alfombrilla del ratón. De hecho, si la alfombrilla está sucia, el mouse no podrá realizar movimientos rápidos y precisos. Para limpiarla, usa un trapo húmedo o un cepillo adhesivo, preferiblemente el que se usa para limpiar telas. Una vez limpia prueba el ratón encima y comprueba si se conecta de nuevo al ordenador.

Lo último en How To

Últimas noticias