Limpieza

Cómo lavar las cortinas en casa de diferentes maneras

Las cortinas son un elemento muy importante en el hogar

lavar las cortinas en casa
Las cortinas son un elemento muy importante en el hogar

Las cortinas son uno de los elementos más importantes en el hogar, tanto a nivel decorativo como funcional, ya que bloquean tanto la iluminación exterior como las vistas ajenas. Si quieres saber cómo lavar las cortinas en casa, sigue leyendo y toma nota de unos cuantos consejos para hacerlo fácilmente y de manera eficaz.

Lo habitual al tener que lavar textiles tan grandes como las cortinas es llevarlas a un establecimiento especializado en limpieza, pero lo cierto es que en casa se puede hacer de manera efectiva si tienes unas cuantas pautas en cuenta.

Consejos para lavar las cortinas en casa

Lavar cortinas en la lavadora

  • Si las vas a meter en la lavadora debes quitar antes los aros o cualquier otro accesorio metálico que puedan tener. Si no se pueden separar, mete esa parte en una funda para almohada, aprieta y ata con una cuerda para que lo metálico no entre en contacto con lo demás ya que podría rasgarlo.
  • Utiliza un detergente que esté indicado para prendas delicadas y elige un programa también para prendas delicadas que sea con agua fría y centrifugado suave, entre 40-600 rpm. Esto hará que la propia lavadora elimine el exceso de agua sin arrugar las cortinas.
  • Una vez que ha finalizado el lavado, sácalas inmediatamente para que no se arruguen demasiado y evitar que se acumulen malos olores.
  • Para secarlas, cuélgalas en su ubicación habitual, así estarán bien estiradas y se evitarán las arrugas. En el caso de que veas que quedan arrugas, plánchalas aún estando húmedas.

Lavar cortinas a mano

  • Si por algún motivo las cortinas no se pueden lavar a máquina y debes hacerlo a mano, no te preocupes ya que igualmente te quedarán muy bien.
  • Prepara un recipiente grande, como un barreño o incluso la bañera, y llena con agua fría para meterlas a remojo. Añade un detergente que sea específico para lavar prendas delicadas a mano, en cantidad recomendada según las indicaciones del fabricante en el envase.
  • Déjalas a remojo 15-20 minutos y frota si hay algunas zonas sucias o con manchas.
  • Una vez que las has lavado, acláralas con abundante agua fría para que no quede ni rastro de jabón entre las fibras.
  • Escúrrelas todo lo que puedas y cuélgalas en la bañera durante un par de horas para que gotee el exceso de humedad. También puedes quitar ese exceso en la lavadora con un centrifugado suave, sin agua, metiendo solo las cortinas.
  • Cuando las cortinas hayan perdido el exceso de agua ya las podrás colgar en su ubicación habitual para que se estiren bien y se sequen del todo.

Lo último en How To

Últimas noticias