Manualidades

Cómo hacer flores arcoíris o de colores

Las flores arcoíris o de colores son todo un acierto a la hora de decorar y dar vida a un espacio con este elemento natural. Toma nota de cómo hacerlas.

Pasos para hacer flores arcoíris o de colores
Flores arcoíris o de colores

Las flores arcoíris o de colores son todo un acierto a la hora de decorar y dar vida a un espacio con este elemento natural. Esta pieza low cost se puede fabricar rápidamente y nos ayudará a hacer un regalo original o llenar el espacio de un jarrón muy especial. Podemos hacer flores arcoíris o de colores fácilmente en casa. La base principal de esta manualidad serán unas flores blancas, generalmente rosas que cobrarán vida con unos sencillos pasos. Si quieres probar a hacer estas flores arcoíris o de colores fácilmente, sigue estas indicaciones.

Materiales para hacer flores arcoíris o de colores

  • Flores naturales blancas
  • Colorante alimenticio en varios tonos
  • Recipientes de cristal
  • Tijeras
  • Gomas elásticas

Pasos para hacer flores arcoíris o de colores

  1. Para este tipo de flores lo mejor es usar una base blanca, se notará más el tinte, pero si en nuestro jardín tenemos unas flores de cualquier otro color podemos aprovecharlas perfectamente en esta manualidad.
  2. Empezaremos cortando el tallo al final de la rosa o de la flor. Intentaremos que todas tengan el mismo tallo de unos 10 o 15 centímetros no necesitaremos mucho más para que pasen a ser la pieza central de cualquier jarrón.
  3. Haremos dos pequeños cortes en los laterales del tallo para obtener cuatro hilos de cada tallo de la flor. Tendremos lista la flor para poder pintarla más fácilmente, lo ideal es que queden todas las flores iguales.
  4. Seguimos con el tinte. Usaremos un colorante alimenticio, es mucho más sencillo de utilizar y podemos buscar aquellos colores que más nos gusten para obtener el resultado perfecto o conseguir que formen parte de nuestro ramo soñado.Cómo hacer flores arcoíris o de colores
  5. Mezclamos el agua con el colorante para que tenga el tono ideal. Podemos jugar con más o menos cantidad de agua para hacer que sea un color intenso o delicado.
  6. Nos ponemos manos a la obra con cada una de las puntas de los tallos. Las mojamos en los recipientes y unimos estos con la goma elástica de esta forma no se moverán y quedarán perfectamente enmarcados con el color que nos gusta.
  7. La propia flor será la encargada de absorber esta agua de colores que le permitirá cambiar de tono. Pasadas unas 7 horas estarán listas. Quitamos las gomas y dejamos que se sequen del todo. Las podemos hacer del color que más nos gusten y después secarlas para que duren para siempre.

Con estos pasos tendremos a nuestra disposición un elemento de decoración único. Toma nota de cómo hacer unas flores especiales que serán la base de un regalo o de un rincón de lo más colorido

Lo último en How To

Últimas noticias