Alimentación

Cómo evitar comer por estrés

Si te ves atracando la nevera cada vez que sientes ansiedad, te ofrecemos las claves para que sepas cómo evitar comer por estrés.

evitar comer por estrés
Aprende cómo evitar comer por estrés

Si eres de las personas que cada vez que tiene un problema o se siente demasiado estresado acaba atacando la nevera en busca de algo para comer, quizás debas encontrar algún tipo de actividad que sustituya esa ansiedad que sientes por la comida a la hora de lidiar con los problemas. Veamos a continuación, una guía de pasos en la que te explicamos Cómo evitar comer por estrés.

¿Cuántas veces te encuentras frente a la despensa o la nevera para comer algo? No es hambre, es solo una forma de matar el tiempo, el estrés y encontrar satisfacción a corto plazo. El consumo de alimentos por estas razones es muy común, pero afortunadamente existen estrategias para mantenerlo a raya y de este modo evitar que tus impulsos a la hora de comer vayan a más y te acaben pasando factura no solo por el hecho de engordar, sino también por una cuestión de salud física y emocional.

Pasos para evitar comer por estrés

evitar comer por estrés

  1. Haz meditación todos los días . Una de las mejores cosas que puedes hacer para evitar tener ganas de asaltar la nevera tras un día de trabajo largo es dedicarte a la meditación, ya que esta es una herramienta increíble que nos permite cambiar nuestro estado de ánimo. Una práctica diaria, aunque solo sea por unos minutos, puede ser muy efectiva para reducir el estrés general. Te ayudará a desconectar y a sentir que el estrés no tiene porque ser una excusa para acabar comiendo demasiado.
  2. Tómate un descanso.Si comienzas a sentir la necesidad imperiosa de comer, es hora de alejarse de esa tentación. Camina alrededor de la manzana, en casa o en la oficina, o sencillamente, evita pasar por delante de la nevera, o por delante del rincón en el trabajo en el que soléis comer.
  3.  Elige alimentos de origen vegetal. ¿Conoces el dicho "ojos que no ven corazón que no siente"? Sí, esto también se aplica a la comida basur. Durante los períodos de alto estrés, es aconsejable suministrar a tu cocina alimentos como tubérculos, nueces y aguacates para mantener altos sus niveles de energía además de alimentarte de manera saludable aunque quizás te pases un poco más de la cuenta comiendo.
  4. Asegúrate de dormir lo suficiente . Los buenos hábitos alimenticios tienden a disminuir con la interrupción del sueño. Cuando no duermes lo suficiente, tus glándulas suprarrenales se desequilibran, los niveles de cortisol aumentan y el resultado podría ser que tu cuerpo se encuentre en un estado de ansiedad, que fácilmente se puede satisfacer con la comida.
  5. Mantente hidratado. Beber mucha agua siempre es importante, pero lo es aún más durante los períodos de alto estrés. A menudo te sientes cansado o hambriento, pero en realidad esa sensación se produce porque estás deshidratado así que debes procurar beber agua y no acabar comiendo cualquier cosa para picar, que por otro lado, aumentará más tu deshidratación.

Lo último en How To

Últimas noticias