Bicicletas

Cómo elegir un candado o cerradura para la bicicleta

El candado en U, el de cable en espiral o el candado articulado son algunas de las cerraduras para bicicleta que puedes elegir, y evitar así que te roben la bici.

candado o cerradura para bicicleta
Guía para elegir el mejor candado para tu bicicleta

El uso de bicicletas en todas las ciudades se ha multiplicado muchísimo en los últimos años, pero también ha aumentado el robo de bicicletas, de modo que dejarlas a la puerta de un establecimiento o apoyadas en un árbol durante un momento supone todo un riesgo. Veamos entonces una guía de pasos en la que os explicamos cómo elegir un candado o cerradura para la bicicleta.

Salir a dar un paseo con la bicicleta durante las vacaciones, o usarla por la ciudad para ahorrarse el coche es siempre una ventaja, pero no queremos que nuestro día se empañe porque al salir de casa, o del trabajo, veamos cómo nos han robado nuestro medio de transporte. Es importante que dejemos siempre la bicicleta con un buen candado, pero ¿sabemos elegir el más adecuado?. La opciones al respecto son muchas de modo que queremos ayudarte para que puedas elegir el mejor.

Pasos para elegir un candado o cerradura para la bicicleta

candado o cerradura para bicicleta

  1. En primer lugar, tendremos que prestar atención dónde amarramos nuestra bicicleta cuando la dejamos desatendida, incluso durante unos minutos. En función de donde la dejemos (siempre es bueno elegir lugares de gran paso y bien iluminados, especialmente en la noche), puede que nuestro candado no nos sirva. De modo que piensa donde vas a dejar siempre la bicicleta y elige un candado que te permita dejarla bien atada, y también será recomendable usar uno para bloquear la rueda delantera fijándose al cuadro.
  2. Puede que si estás en una zona que conoces bien y sabes que no suelen robar muchas bicis, solo necesites un candado, pero en el caso de ir a un lugar desconocido o dejar la bicicleta por la noche,  es mejor usar un segundo candado. Por otro lado, procura no atar la bicicleta a través de partes fácilmente "extraíbles" como el manillar o el sillín.
  3. A la hora de elegir el candado o cerradura para la bicicleta, no solo debes tener en cuenta el lugar en el que la vas a dejar sino que tienes que prestar atención a dos detalles fundamentales: la resistencia y el sistema de cierre.
  4. En cuanto a la resistencia, el candado deberá ser resistente y aparecer como tal. De hecho, una cerradura que demuestre ser muy robusta ya será una primera forma de desalentar a los posibles ladrones, además, por supuesto, será mucho más difícil de romper incluso en la práctica. Entonces tendrá que ser resistente a los cortes, ya que el medio más común utilizado para estos robos es el uso de cortadores especiales. De este modo, si quieres que sea prácticamente imposible que te roben la bicicleta, será bueno optar por un candado que tenga al menos 8 mm de grosor, de modo que solo un taladro pueda romperlo.
  5. Por otro lado, si eliges una cadena o un candado largo nos permitirá dar más de una vuelta alrededor de varias partes del cuadro de nuestra bicicleta, para bloquearla en múltiples puntos. Sin embargo, la robustez de la que hablamos, combinada con la longitud, podría hacer que nuestro sistema antirrobo sea realmente demasiado voluminoso y pesado para transportarlo, y que nuestra bicicleta sea poco práctica, incluso haciéndonos desistir de salir de la casa.
  6. Por lo tanto, tendremos que elegir también, un candado que combine resistencia, longitud y peso.
  7. Para aquellos que quieran entonces un candado o cerradura de bicicleta que sea básico, puedes elegir el de acero. Es un verdadero clásico, que ofrece buena resistencia, longitud e incluso maniobrabilidad.
  8. El candado antirrobo de cable en espiral, por otro lado, es mucho más sofisticado, ya que está integrado con un candado y es fácil de transportar, ya que se extiende y se pliega sobre sí mismo como un resorte. Sin embargo, será bueno elegir un modelo con un grosor de al menos 8 mm, ya que por debajo esta medida podría resultar demasiado frágil y fácil de cortar.
  9. Otra cerradura es el candado articulado, que resulta ser decididamente más resistente, proporcionando una cadena hecha de malla metálica cubierta de plástico o tela, aunque la cadena suele ser de unos 5 mm de grosor, lo que hace que para algunos ladrones sea fácil de cortar.
  10. El candado de bloqueo en U es, en cambio, la solución más moderna y efectiva, compuesta de un pequeño arco de metal, en forma de U, que termina con un cilindro pequeño, en el cual insertar y bloquear los extremos, una vez pegado entre el cuadro de la bicicleta y la estructura a la que bloquearlo. Son realmente muy duraderos, ahorran espacio y son ligeros, sin embargo, tendremos que usar más de uno para fijar la bicicleta en varios lugares o para fijar la rueda delantera al cuadro.

Lo último en How To

Últimas noticias