Tabaco

Cómo calmar la ansiedad por fumar

La lectura puede ser de gran ayuda al dejar de fumar

calmar la ansiedad por fumar
La lectura puede ser de gran ayuda al dejar de fumar

Por todos es sabido que fumar perjudica la salud y puede ser la causa de numerosas enfermedades e, incluso, la muerte. Hoy te damos algunas claves para que sepas calmar la ansiedad por fumar y puedas así prescindir del tabaco de una vez por todas, lo que sin duda mejorará tu salud y tu economía.

Dejar de fumar o no poder hacerlo durante un tiempo genera mucha ansiedad en la gran mayoría de los fumadores, y muchas personas creen que nunca podrán superar esa ansiedad y conseguir dejar el tabaco, pero con dedicación, motivación y esfuerzo es muy posible hacerlo.

Trucos para calmar la ansiedad por fumar

Habla con tu entorno

En primer lugar, evita siempre que sea posible estar con personas que fuman, o que al menos no sean capaces de dejar de hacerlo delante de ti. Para dejar el tabaco es muy importante evitarlo incluso a la vista, si no lo ves, no te costará tanto. Resulta clave que hables con tu entorno más cercano para comentar tu decisión de dejar de fumar y que así puedan ayudarte con algo tan simple como no fumar delante de ti, al menos hasta que hayas superado la fase inicial de ansiedad.

Cambia el pensamiento

Cuando quieres fumar y has decidido no hacerlo, esa necesidad te invade el pensamiento prácticamente todo el día, por lo que debes buscar la manera de pensar rápidamente en otra cosa, recurrir a algo que pueda ocupar tu mente, como por ejemplo planear un viaje, una cena, recordar algún momento importante, etc.

Bebidas que acompañan

Hay personas que suelen asociar alguna bebida al tabaco ya que siempre comparten esa rutina, por ejemplo fumarte un cigarro cuando te tomas un café o cuando sales de copas. Si es tu caso, evita tomar esas bebidas que hasta ahora eran el acompañamiento al cigarro, de lo contrario te generará mucha ansiedad tomarlas pero prescindir del tabaco. Bebe agua, infusiones y jugos naturales, te alejarán del tabaco y, además, son mucho más saludables.

Busca distracciones

Una buen forma de calmar la ansiedad por fumar es buscar la manera de distraerte cuando te sientas así, cuanto te venga esa ansiedad y esas ganas de llevarte un cigarro a la boca. Realiza actividades que te distraigan y te llenen, como ir al cine, caminar, bailar, leer, hacer pasatiempos, jugar a videojuegos… todos nos entretenemos de diferente manera, busca la tuya y dedícale tiempo para sentirte mejor.

Relax

Nada mejor para empezar y terminar el día que realizar actividades relajantes que te permitan disfrutar de calma y paz, respirar profundamente y no tener prisa por nada. Puedes comenzar el día con unos minutitos de yoga o meditación, por ejemplo, y terminarlo con un baño que te relaje después de un largo día.

Rutinas

Dejar de fumar es un cambio muy importante, y drástico, en la vida de una persona, así que quizás sea recomendable también alterar un poco tus rutinas para que no lo eches tanto de menos. Puedes hacer algo tan simple como salir a dar un paseo después de comer en vez de sentarte en el sofá o cambiar el horario de algunas de las cosas que haces para establecer nuevas rutinas en las que el tabaco ya no tiene cabida desde el principio.

Alimentación

Mucha gente dice que si dejas de fumar subes de peso, y es normal si piensas que la mayoría de la gente calma su ansiedad por fumar comiendo. Puedes hacerlo, pero que sean alimentos saludables, así no tendrán efectos negativos sobre tu salud.

Lo último en How To

Últimas noticias