Cómo saber si tienes liendres

cómo saber si tienes liendres
Todos los pasos a seguir para saber si tienes liendres
Comentar

¿Te pica la cabeza desde hace días y no sabes porqué? Puede que este sea uno de los signos o síntomas de que tienes piojos, pero no es algo definitivo de modo que si deseas saber si tienes liendres, sigue estos pasos que ahora te explicamos.

Qué son las liendres

Las liendres o piojos, son insectos que se conocen con el nombre científico de phthiraptera los cuáles se alimentan de chupar la sangre de aves o de mamíferos, además de células muertas y secreciones sebáceas y de ahí que estemos expuestos a tenerlos en la cabeza y en concreto, en el pelo.

Tener piojos o liendres es algo común en la edad infantil, cuando los niños pasan horas juntos jugando, pegando sus cabezas los unos a los otros, compartiendo disfraces, ropa, gorros o peines, y en definitiva sirviendo de medio para que los piojos pasen del pelo de un niño a otro y de ahí a que nosotros también podamos acabar teniendo, pero ¿cómo saber si tienes liendres? te puedes guiar por estos pasos.

Pasos para saber si tienes liendres

El primer paso para saber si tienes liendres es ser consciente de que has estado en contacto con niños o personas que los tienen, si es así, debes estar atento a esto:

  1. Una de las primeras causas para saber si tienes liendres, como ya hemos señalado, es sentir picazón en la cabeza y en especial en el cuero cabelludo. Cuando las liendres nos chupan sangre segregan una sustancia que es la que hace que nos pique tanto la cabeza.
  2. En especial debes fijarte si el picor se localiza en puntos muy concretos de la cabeza que son: detrás de las orejas y en la nuca donde suelen localizarse la mayoría de liendres
  3. También puede que notes que las liendres corren por la cabeza. Los piojos crecen a medida que van chupando sangre, de modo que si hace días que los tienes en tu cuero cabelludo puede que notes como te corre algo por este.
  4. Las liendres son en realidad los huevos que dejan los piojos. Suelen ser transparentes o de un color blanquecino de modo que se confunde a veces con caspa. Para saber distinguir entre uno y otro basta con hacer algo tan fácil como esto. Coge una hoja de papel negro o de un color oscuro. Baja la cabeza y mueve el pelo. Levanta la cabeza si la hoja se ha llenado fácilmente con elementos blanquecinos se trata de caspa ya que las liendres no caen tan fácilmente. De hecho las tenemos que sacar con un peine muy fino conocido como liendrera.
  5. Si notas además pequeñas cicatrices en el cuero cabelludo, efecto de haberte rascado con insistencia, será otro signo que indica que tienes liendres.

Todos estos “síntomas” indican que tienes liendres, de modo que te aconsejamos que pases por toda la cabeza la liendrera y te apliques además un tratamiento anti-piojos.

Temas

Últimas noticias