Salud bucal

Cómo hacer enjuague bucal casero

enjuague bucal casero
Descubre aquí cómo preparar un enjuague bucal casero que sea eficaz
Comentar

Tener mal aliento es una pesadilla, y lo que más se recomienda en esos casos, además de higiene, es utilizar un enjuague bucal. Aunque hay muchos que se pueden comprar, también puedes hacerlo en casa. ¿Quieres saber cómo preparar un enjuague bucal casero? Sigue leyendo y verás que es muy fácil.

Aunque puedes comprarlo hecho, en casa puedes obtener también muy buenos resultados, y además ahorrarás algo de dinero. Una de sus grandes ventajas es que estarás enjuagando tu boca con la seguridad de que no contiene ningún producto químico ni ningún aditivo.

Remedios para hacer enjuague bucal casero:

  1. Bicarbonato de sodio: este producto es un gran aliado para la salud bucal, ya que blanquea los dientes y elimina tanto las bacterias como el mal aliento. Mezcla en un frasco de vidrio una taza de agua, una cucharadita de bicarbonato de sodio y 3 gotas de aceites esenciales de menta. Haz gárgaras durante 20 segundos.
  2. Vinagre de manzana: contiene ácidos que son muy buenos para neutralizar las bacterias que hay en la boca, las cuales provocan el mal aliento. Mezcla una taza de agua con dos cucharadas de vinagre de manzana y haz gárgaras después de haberte cepillado los dientes.
  3. Bayas, menta y pétalos de rosa: vierte en una olla un litro de agua, 5 cucharadas de bayas de enebro, hojas de menta y pétalos de rosa, en ambos casos cantidad al gusto. Calienta a fuego medio hasta que ebullicione y cuando haya reposado mete la mezcla en la nevera. Enjuágate con dos cucharadas después de lavarte los dientes.
  4. Clavo y menta: para hacer este enjuague bucal casero necesitas un litro de agua, 2 ramitas de perejtil, una cucharada de clavo de olor, 2 ducharadas de esencia de menta, 2 cucharadas de esencia de canela y media cucharadita de colorante vegetal verde. Introduce en una bolista de gasa o tela el clavo y el perejil. Pon a hervir el agua con el colorante. Cuando llegue al primer hervor, mete la bolsita de tela y deja a fuego bajo durante 10 minutos. Añade las esencias un par de minutos más y deja que enfríe. Cuela toda la mezcla y guarda el enjuague en un frasco para utilizarlo a diario.
  5. Eucalipto: al tener un olor muy fuerte, es perfecto para controlar los malos olores. Necesitarás un litro de agua, una cucharada de hojas de eucalipto, una cucharada de hinojo, una cucharada de romero, una cucharada de menta, una cucharada de tomillo, una cucharada de orégano, una cucharada de flores de ámica y una ramita de canela. Pon a hervir el agua hasta que ebullicione, y en ese momento reduce el fuego y agrega todas las plantas. Después de un par de minutos, apaga el fuego y deja que enfríe. Cuela el líquido y utiliza un par de cucharadas en cada enjuague.

¿Conoces algún otro remedio natural para hacer un enjuague bucal casero?

Últimas noticias