Vicente Vallés

Vicente Vallés recibe el apoyo de políticos y periodistas ante la campaña de acoso podemita

(Vídeo: OKDIARIO)

El presentador Vicente Vallés se ha convertido en objetivo de los ataques de Podemos. Este sábado fue señalado por el diputado Pablo Echenique por la posición crítica del periodista hacia las últimas noticias del caso Dina Bousselham. Las redes sociales han respondido mostrándole su apoyo con una campaña con el lema ‘Yo Soy Vicente Vallés’.

Apoyo unánime a Vicente Vallés y condena al diputado Echenique por señalarlo públicamente por ser un periodista ‘incómodo’ para la formación morada. Las redes sociales han convertido en Trending Topic la etiqueta ‘#YoSoyVicenteVallés’, después de que las bases de Podemos iniciasen un furibundo ataque contra él, alentando y organizado desde la publicación digital que ha creado Podemos y al frente de la cuál a colocado a la ex asesora de Iglesias, Dina Bousselham.

Las redes se han llenado de mensajes de apoyo al periodista, enviados por compañeros de profesión, políticos y ciudadanos, instándole a que continúe informando sin temor a cualquier linchamiento por parte de Podemos y sus simpatizantes.

Todo comenzó, precisamente, por la información que dio Vallés en el telediario de Antena 3 sobre las explicaciones de Iglesias de por qué no le había entregado la tarjeta de memoria del móvil de Dina a su propietaria. Iglesias guardó esa memoria durante meses y ni siquiera informó a su ex asesora de que la tenía él. Según el líder de Podemos, lo hizo «para protegerla». A ella, «una mujer mayor de edad», señaló irónico Vallés durante el telediario.

Vallés resumió la intervención de Iglesias en RNE, donde aseguró que se quedó con la tarjeta de su ex asesora Dina Bousselham «para no someterla a más presión». «Pablo Iglesias decidió que no convenía someter a más presión a Dina, una mujer mayor de edad». Además, Vicente Vallés recalcó que «consideró, por su cuenta, que era mejor para Bousselham no tener la tarjeta, aunque ella era su legítima propietaria y, por tanto, conocía su contenido».

Vicente Vallés también recuperó para el informativo unas declaraciones de la candidata del PSOE a la Presidencia del País Vasco, Idioa Mendía, en la que hacía un alegato feminista en contra de lo que ha dado a entender Pablo Iglesias: «Creo que una mujer de veintipico años es una mujer plenamente capaz, las mujeres somos capaces a edades bien tempranas de estar ‘despiertas’ sobre todas las cuestiones que están relacionadas con nuestra vida».

Los «sarpullidos» de Echenique

Esa puntualización fue la que enervó al diputado Echenique, que señaló en Twitter al periodista: «En realidad lo que le pasa a Vicente Vallés es simple y es lo mismo que le ocurre a toda la derecha y la ultraderecha: le produce sarpullido que las cloacas no consiguieran su objetivo y Unidas Podemos esté en el Gobierno. Está en su derecho, pero que no lo llamen «informativos», aseguró.

El comentario del diputado ha sido ampliamente criticado por todo el gremio de periodistas, tanto de izquierda como de derecha, que lo han calificado como un señalamiento «lamentable», en palabras de la periodista de LaSexta Ana Pastor.

Uno de los más beligerantes ha sido Arturo Pérez-Reverte. El escritor carga contra el portavoz de Podemos en el Congreso y exige una condena unánime a sus palabras a la prensa: «Atacar a Vicente Vallés es atacar la libertad de prensa en unos tiempos en que es más necesaria que nunca. Quien sea o haya sido periodista y calle ante eso, quien desee información plural y mire hacia otro lado, se ponen clavos en su propio ataúd».

Iglesias en problemas

El caso ha dado un vuelco después de que el juez constatara las contradicciones que se encuentran entre los testimonios de Iglesias y Dina Bousselham sobre cuándo fue el momento en el que le devolvió la tarjeta y el estado en que se encontraba.

Cuando se abrió esta pieza, tras aparecer unos archivos en el domicilio de Villarejo coincidentes con los datos del móvil robado a Dina, el líder de Podemos pidió imputar a Eduardo Inda al entender que había quedado en evidencia «la presumible colaboración activa para difamar» a Iglesias «entre un grupo de altos mandos del Cuerpo Nacional de Policía» y el «medio de comunicación OKDIARIO».

Ahora, en cambio, la investigación y las contradicciones apreciadas han constatado que los pantallazos del chat de Podemos, que se publicaron en OKDIARIO y que son coincidentes con la memoria del teléfono supuestamente sustraído, los mandó la propia Dina a terceros, por lo que la filtración al periódico pudo venir de cualquiera. Esta circunstancia también hace dudar de si el robo del móvil realmente se produjo. Es más, se especula con la posibilidad de que la filtración fuera una ‘vendetta’ de Dina o su pareja contra Iglesias.

Lo último en España

Últimas noticias