Verstrynge se declara “no culpable” de agredir a un policía en una marcha ilegal por la República

canamero-verstrynge-juicio
El diputado de Podemos Diego Cañamero acompaña a Jorge Verstrynge a la entrada del juicio contra el asesor de Pablo Iglesias. (EFE)

Jorge Verstrynge, asesor de Pablo Iglesias en Podemos y profesor de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid, se ha declarado “no culpable” durante la vista que le juzga este martes en la Audiencia Provincial de Madrid junto a otras dos personas por la supuesta agresión a un policía nacional durante una concentración en favor de la República, que fue convocada por la Coordinadora 25-S en la Puerta del Sol de Madrid en junio de 2014, coincidiendo con la proclamación del Rey Felipe VI.

A pesar de su declaración de “no culpabilidad”, el Ministerio Fiscal ha elevado a definitivas la pena de tres años y medio de prisión y multa de 3.000 euros para Verstrynge por delito de atentado a la autoridad y de lesiones en el marco del juicio celebrado este martes por la supuesta agresión a un policía nacional durante la concentración. La defensa del acusado ha llegado a calificar la situación como de “el mundo al revés” porque hubo “abuso de poder”.

Momentos antes de comenzar la vista, a la que ha acudido acompañado de los diputados de Unidos Podemos Sol Sánchez y Diego Cañamero, Verstrynge ha señalado que afronta la vista “tranquilo” porque confía “bastante” en los jueces que “suelen ser personas independientes”. También ha acudido a la vista el fundador de Podemos Juan Carlos Monedero.

Contrastan estas compañías de segundo nivel con la ausencia de Pablo Iglesias. Cuando Verstrynge se iba a celebrar el juicio el pasado 17 de noviembre, el líder de Podemos sí hizo el paseíllo ante las cámaras junto al que en los años 80 fue secretario general de la Alianza Popular de Manuel Fraga y pasados los años se convirtió al izquierdismo radical y llegó incluso a escribir libros loando dictaduras como la de los ayatolás en Irán y la venezolana de Hugo Chávez.

Según la fiscal del caso ha quedado acreditado que el principal acusado propinó un empujón a un policía causándole lesiones constitutivas de delito. Los hechos, según ha expuesto, se produjeron cuando éste le asestó un manotazo a uno de los agentes, hecho que motivó que se procediera a su detención pero que intentó evitarla “moviendo los brazos y golpeando a uno de los agentes”, que acabó en el suelo con un esguince en la mano.

La Fiscalía de Madrid solicita para los otros dos inculpados, Iván Torrico y Manuel Prada, se piden dos años de prisión y multa 720 euros y 8 meses de prisión y 540 euros, respectivamente, por los delitos de atentado y resistencia a la autoridad.

El principal acusado, que no ha respondido las preguntas del fiscal, ha explicado que participaba pacíficamente en la protesta y cuando decidió salir de la misma los agentes que integraban el cordón policial le dijeron que no podía salir. Así, ha negado que le dijera a uno de ellos que él pasaba “por sus cojones”, tal y como se recoge en el escrito de acusaciones del Ministerio Fiscal.

También ha descartado que le propinara un empujón al agente que acabó cayendo al suelo y precisó de atención médica por esguince en la muñeca. A su juicio los hechos ocurrieron al revés: “vinieron dos policías y me sacaron de ahí”, ha espetado el acusado.

Su letrado Endika Zulueta, ha llegado incluso a comparar los motivos de este juicio con la matanza de los abogados de Atocha de la que este martes se cumplen 40 años, ha recordado que la concentración estaba prohibida pero sí había sido comunicada previamente y por ello ha considerado “el mundo al revés” que los agentes no les dejara abandonar el lugar siendo que no estaba autorizada. “Los agentes estaban realizando una acción que pudiera ser delictiva”, ha espetado.

Según ha explicado Verstrynge a los periodistas, lo que dice la Policía que ocurrió “no se corresponde con la realidad”. “Nosotros no empujamos a nadie, yo no vi a nadie caerse y por tanto ya sabemos cuál es el sistema, que cuando no se puede justificar lo que no es justificable como es por ejemplo la monarquía pues el poder recurre al bastón, a la insidia y a la mentira”, ha manifestado.

“Si me caen tres años y medio, pues a leer”

Sobre la petición de cárcel que pesa sobre él, ha señalado que la Fiscalía “está en su papel “. “Tengo muchos libros que leer, si me caen tres años y medio, pues a leer”, ha apuntado.

Según relata el escrito de acusación de la Fiscalía, cerca de las 21.00 horas del día de la manifestación, Verstrynge se dirigió “airadamente” a tres de los agentes a los que espetó: “Yo paso por mis cojones”. Después, “propinó un fuerte empujón” a uno de ellos, lo que provocó su caída y una lesión en la mano.

Verstrynge fue detenido junto a otras seis personas cuando participaba en la protesta, que congregó a más de un centenar de personas. Intentó saltar el fuerte cordón policial que rodeaba a los concentrados y en las cargas posteriores se enfrentó a un agente que sufrió un esguince en una muñeca.

En su escrito, el representante del Ministerio Público describe la manifestación y precisa que ésta no había sido comunicada ni autorizada por lo que “se montó un cordón de seguridad por efectivos de la Policía Nacional”.

Según explica el fiscal, Torrico propinó una patada en el abdomen y puñetazos a unos de los agentes al percatarse de que el ex político estaba siendo detenido. En cuanto al otro acusado, la Fiscalía describe que forcejeó con la Policía para evitar el arresto de Torrico.

Últimas noticias