Empresa pública Gisvesa

Vara cerrará en un mes el chiringuito público en el que OKDIARIO destapó 22 enchufes del PSOE

Guillermo Fernández Vara
Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura.

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, acaba de admitir que el próximo 31 de marzo, cuando se presenten las cuentas de 2017 de la empresa publica Gisvesa, automáticamente esta sociedad estará en causa legal de disolución y se disolverá el ente.

El PP había demandado a Vergeles que diese explicaciones sobre el informe del gerente de Gisvesa, en el que se afirma que se ha incrementado en un 111 por ciento el personal y que se han reducido las encomiendas de gestión y se ha reducido en 7 millones de euros su capital social.

Las informaciones publicadas por OKDIARIO han señalado que la ex presidenta del PSOE extremeño, Carmen Heras, enchufó a su jefe de gabinete en el chiringuito público Gisvesa. Heras, condenada hace menos de dos años por prevaricación e inhabilitada para el cargo político, aprovechó la empresa pública de la Junta de Extremadura para colocar a un cargo de su máxima confianza: Javier Sevilla de la Montaña.

Hay que recordar que Heras, que además de líder del PSOE en esta región era alcaldesa de Cáceres, fue condenada por el Juzgado de lo Penal Número 2 de Cáceres a ocho años de inhabilitación para el empleo o cargo público por un delito de prevaricación administrativa. La condena se produjo tras probarse que se habían fraccionado los pagos con dinero público y eludido el concurso en la contratación del Festival Urban Screens de 2010, un espectáculo que buscaba promocionar la candidatura de Cáceres a la capitalidad europea de la cultura en 2016.

Vara colocó a su ‘delfín’

También el propio presidente extremeño, el socialista Guillermo Fernández Vara, ha aprovechado para colocar a su cachorro en GisvesaJosé Antonio Pajuelo. Vara había intentado ya meterlo como gerente del Instituto de Consumo modificando las condiciones del cargo, pero el escándalo generado en su momento —2016— bloqueó las posibilidades de enchufarlo. El líder socialista extremeño no cesó en su empeño y acabó colocando a su cachorro político en Gisvesa como coordinador jurídico. Pajuelo es el delfín de Vara y fue ya su candidato a las primarias en Badajoz, votaciones que perdió.

También Andrés Licerán, marido de Belén Fernández, alto cargo directo de Sánchez en la Ejecutiva del PSOE, ha sido enchufado en Gisvesa. A los tres meses de casarse, como si se tratase de una dote, el marido ya fue colocado en la empresa. Y Ventura Sánchez Amor, hermano del portavoz de Exteriores en el Congreso, que está contratado en la empresa como auxiliar administrativo. Ventura es el hermano de una de las personas más influyentes en el área de Exteriores del equipo personal del secretario general de los socialistas: Ignacio Sánchez Amor, diputado y portavoz de Asuntos Exteriores del Grupo Socialista en el Congreso.

Lo último en España