Mobile World Congress

Torra y Colau se esconden para evitar saludar al Rey a la llegada del monarca a la cena del Mobile

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se han escapado del vestíbulo de entrada minutos antes de la llegada del Rey para evitar tener que saludarle ante las cámaras y participar en el besamanos.

El Rey Felipe VI cumple una vez más con su asistencia a la inauguración del congreso internacional de telefonía, el Mobile World Congress, que desde hace años se celebra en Barcelona. Este domingo el monarca ha presidido la cena de recepción a los participantes, que tiene lugar en el Museu Nacional d’Art de Catalunya, en la que ha coincidido con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que se han escapado del vestíbulo de entrada minutos antes de la llegada del Rey para evitar tener que saludarle y participar en el besamanos.

A la cita no ha acudido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pese a que este domingo se encontraba a poco menos de dos horas de Barcelona. El jefe del ejecutivo ha delegado su presencia en los ministros Nadia Calviño, Pedro Duque y Meritxell Batet.

De esta manera, no ha habido foto del jefe del Estado con Torra y Colau en la recepción, si bien los dirigentes catalanes sí han saludado después al monarca fuera del alcance de las cámaras. El acto ha sido organizado por el GSMA, responsable del Mobile World Congress, que en esta ocasión ha cambiado de ubicación eligiendo un lugar discreto en medio la montaña de Montjuic y blindado en un radio de más de 300 metros. Un operativo diseñado para evitar que se repitiesen escenas como las del año pasado, cuando los separatistas cercaron los aledaños del Palau de la Música Catalana dificultando la llegada y la salida de la comitiva de Felipe VI y provocando graves incidentes.

Los CDR, a 500 metros

En esta ocasión, centenares de miembros de los CDR se han vuelto a concentrar en la Avenida de Maria Cristina, a medio kilómetro de donde se celebra la cena de inauguración, el lugar más cercano donde los Mossos les han permitido posicionarse para recibir a Felipe VI, que ha llegado por la calle que une la montaña de Montjuic con la ronda litoral y la Zona Franca. Durante la protesta, los violentos CDR han quemado fotos del jefe del Estado.

Últimas noticias