Elecciones generales 2019

El tic machista de Sánchez con los moderadores: se dirigió al "señor Vallés" y no a Ana Pastor

El jefe del Gobierno y candidato socialista al 28-A, Pedro Sánchez, en el debate de Atresmedia. (Imagen: Atresmedia)

Este hecho no pasó inadvertido en las redes sociales, desde donde se reprochó al secretario general del PSOE tal actitud, justamente mientras presumía de ser el más feminista de los cuatro candidatos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mostró un tic machista a la hora de dirigirse a la mesa de moderación del debate electoral ‘a cuatro’ celebrado este martes en Atresmedia. Este equipo estuvo conformado por los periodistas Ana Pastor, directora de El Objetivo de La Sexta, y Vicente Vallés, presentador de informativos de  Antena 3.

El jefe del Ejecutivo empleó varias veces el término "señor Vallés" para reclamar la atención del presentador, mientras que no dio el mismo trato a la periodista Ana Pastor. Este hecho no pasó inadvertido en las redes sociales, desde donde se reprochó al secretario general del PSOE tal actitud, justamente mientras presumía de ser el más feminista de los cuatro candidatos y utilizaba la violencia machista como arma arrojadiza contra Pablo Casado y Albert Rivera con falacias ad hominem.

"Pedro Sánchez se dirige todo el tiempo al ‘señor Vallés’, como si la ‘señora Pastor’ no estuviera en el plató, si no es un error es un despropósito", afirmó un usuario en la red social Twitter.

"Lo único q no me gustó ayer fue la continua mención: Señor Vallés, señor Vallés, señor Vallés… La señora Pastor, ¿Dónde quedó?. Si no puedes dirigirte a ambos no menciones a ninguno. Pequeños micromachismos…", escribía, por su parte, este miércoles otra tuitera.

También el periodista gallego, analista político y ex director de comunicación del Grupo Parlamentario del PSOE en el Congreso de los Diputados hasta 2017, Rodolfo Irago, se manifestó sobre esta circunstancia: "Sánchez solo le habla al señor Vallés", advirtió.

En el transcurso del debate, Pablo Casado se vio obligado a afear a Pedro Sánchez que utilizara a las víctimas de violencia de género para distanciarse del pacto de Estado en esta materia. "Usted a mí no me levanta la cara ni el dedo. No voy a tolerar que me señale con la violencia de género. No tiene ninguna superioridad moral en algo en lo que es incompetente en su gestión", le reprochó el dirigente popular. Además, el líder del PP subrayó que "un silencio no es un sí" en cualquier acto sexual y que "el consentimiento tiene que ser implícito".

La "lista negra" es mentira

Por otro lado, el jefe del Ejecutivo socialista sacó a colación una mentira que fabricada por su equipo de asesores para el debate en cuestión. Lo hizo mostrando hasta dos veces en pantalla una carta para atacar al gobierno andaluz, formado por PP y C’s con el apoyo de Vox. Sánchez dijo que la Junta de Andalucía está elaborando una "lista negra" de profesionales contratados para luchar contra la violencia de género. Sin embargo, la carta –que sí es real– responde a la petición de un ciudadano a través del Portal de Transparencia, y no a ningún tipo de iniciativa del Gobierno andaluz en ese sentido.

Lo último en España