Los socialistas reclaman una mayor acogida de inmigrantes rescatados en plena crisis del ‘Open Arms’

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez, en el Congreso.

Los socialistas defienden una mayor acogida de inmigrantes ilegales y una política fronteriza más laxa en plena crisis del ‘Open Arms’ y sin tener aún resuelto el problema generado a escala europea por este barco. Lo acaban de hacer los socialistas catalanes. Y es que el PSC está reclamando en estos momentos un cambio drástico tanto de los países como de la propia Unión Europea para permitir una mayor facilidad y agilidad en la entrada de inmigrantes ilegales en España y en  resto de Estados miembros.

La postura ha sido consensuada por el PSC pero cuenta con el respaldo del PSOE para permitir su divulgación y defensa. Los socialistas plantean una modificación a escala europea para ampliar los cupos de entrada de inmigrantes ilegales especialmente cuando se encuentran en situaciones de emergencia similares a las del ‘Open Arms’.

La postura, tal y como se encuentra recogida en estos momentos en la página web del PSC, señala que “necesitamos una Unión Europea mucho más predispuesta a trabajar en la prevención de estos problemas [la atención a los inmigrantes]. Es decir, que priorice el desarrollo económico, social y humano así como la democracia y el respeto a los derechos humanos en terceros países”.

Con ese objetivo general los socialistas catalanes plantean que “la gestión de las fronteras no es incompatible con la protección y el respeto a los derechos humanos. Se deben asegurar la dignidad, la seguridad, el rescate y la protección de los inmigrantes también por parte de los organismos que realizan el control de fronteras como, por ejemplo, la agencia FRONTEX, que necesita más recursos”.

Para los socialistas “en el marco de una verdadera política común de asilo e inmigración” debe abordarse “un nuevo sistema de intercambio de información para el control de fronteras (EUROSUR), que daría respuesta a la falta de una base de datos común entre los países de la UE y el Frontex”.

Pero siempre partiendo de una premisa base: “Las fronteras de la UE son de todos, no sólo de unos Estados. En este sentido, es necesaria más solidaridad por parte de todos los países y un mayor apoyo financiero y logístico a los países de acogida, pero también a los de tráfico como Túnez y el Líbano, además de la imprescindible ayuda y cooperación con los países de origen”.

Por todo ello, el partido de Pedro Sánchez en Cataluña afirma que, no sólo España, sino todo el resto de Estados miembros “deben cumplir con sus obligaciones respecto a los derechos humanos y las libertades fundamentales de los asilados políticos. Hay un enfoque sostenible del asilo basado en estos principios y reforzar las garantías procesales para proteger a los vulnerables. Los y las socialistas catalanes defendemos un sistema de asilo europeo no por países, sino para toda Europa y pedimos una respuesta más rápida para garantizar los derechos a la hora de solicitar asilo y realizar acciones de ayuda europea más rápidamente”.

Los socialistas también reclaman más fondos y apoyo a una segunda fase producida después de la entrada de inmigrantes ilegales: “La integración de los inmigrantes y que tengan un papel activo en la sociedad es positiva para el conjunto de la ciudadanía. No queremos una sociedad dual, entre los de fuera y los de aquí, entre los pobres y los ricos, entre los que tienen derechos y los que no lo tienen. Nuestra aspiración es una sociedad cohesionada con ciudadanos iguales en derechos y deberes”.

Y todo ya lo plantean en pleno conflicto por la presión internacional llevada a acabo por el barco ‘Open Arms’ y su rescate de inmigrantes ilegales en pleno mar.

Lo último en España