Invasión rusa de Ucrania

Sánchez ya viaja hacia Kiev mientras Moncloa cierra más actos además de la reunión con Zelenski

Pedro Sánchez y Volodímir Zelenski.
Pedro Sánchez y Volodímir Zelenski.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está de camino de Kiev, la capital de Ucrania, para verse con Zelenski. Está previsto que aterrice esta misma tarde en un aeropuerto de Polonia y desde ahí cruce la frontera y emprenda un viaje de más de diez horas hasta su destino.

El mandatario español se sumará así a la lista de jefes de Estado y de Gobierno que han visitado el país desde el estallido de la guerra para mostrar su apoyo a Volodímir Zelenski. Pero a diferencia de otros, como Boris Johnson -que viajó por sorpresa y de forma exprés- o Ursula Von der Leyen y Josep Borrell, el presidente no irá y vendrá en el día. La agenda de Sánchez, que se guarda con celo, tendrá varios actos más allá de una reunión con Zelenski, según ha podido saber OKDIARIO.

Por razones de seguridad, ya que en los últimos días se han reintensificado los ataques sobre la capital ucraniana, la mayoría de líderes internacionales que viajan a Ucrania apenas pasan medio día en Kiev. Johnson no pernoctó pese a hacer todo el viaje entre la frontera y la capital en tren -un viaje de unas diez horas-. Los jefes de la Comisión Europea aprovecharon también para visitar Bucha tras la masacre. Todos, por eso, han estado el tiempo justo para reunirse con el presidente ucraniano y para dar un paseo por sus calles. Pero Sánchez quiere ser diferente. Además de ambas cosas, su equipo ultima otros actos cuyos detalles se desconocen por ahora. Aunque se da casi por descontado que visitará la Embajada de España en Ucrania.

Esa prolongación de la agenda, más allá de lo estrictamente protocolario con Volodímir Zelenski, obliga a los servicios de seguridad de Presidencia a desplegar decenas de agentes de varias unidades para dar protección al jefe del Ejecutivo. Además de los escoltas habituales de Sánchez, en este viaje la comitiva presidencial estará custodiada por los GEO de la Policía, la unidad de élite de las Fuerzas de Seguridad españolas. Los agentes que protegen a Zelenski también apoyarán al contingente desplazado con Pedro Sánchez desde España. Un destacamento viajó a principios de semana, cuando aún no estaba confirmado el viaje, y se han alojado en un hotel de la ciudad desde entonces a la espera de la llegada del mandatario español.

Agenda suspendida

La confirmación de Volodímir Zelenski de que recibiría a Pedro Sánchez llegó entre última hora del lunes y primera del martes. Horas antes, el jefe del Gobierno español había anunciado la reapertura de la embajada en Kiev. Una vez confirmada la foto con el mandatario ucraniano en las calles en guerra, que engrosará el álbum de fotos del líder del PSOE, la maquinaria de Moncloa se puso a trabajar para organizar un viaje urgente con las complicaciones logísticas que supone viajar a una zona que se encuentra en guerra. Lo primero que hicieron desde el Ejecutivo fue cancelar todos los compromisos que tenía el presidente de aquí a finales de semana.

Sánchez y su equipo acordaron mantener la visita al centro de acogida de refugiados de Málaga este miércoles al mediodía -el último que le faltaba por visitar de los cuatro que se han abierto en España-. Es lo único que se ha mantenido en agenda. Todo lo posterior ha caído. Desde un acto en Barcelona -aplazado ya hace un mes- hasta su asistencia junto a Felipe VI y el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, a la final de la Copa del Rey que se celebrará el sábado en Sevilla. Se prevé que ese día a última hora Sánchez esté de regreso a nuestro país.

Lo último en España

Últimas noticias