Sánchez pide a ERC cambiar su idea de la malversación porque diputados del PSOE amenazan con votar ‘no’

cheque 200 euros
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. (Foto: EP).

Horas cruciales para la reforma del Código Penal que el Congreso de los Diputados acometerá antes de acabar el año, ya que este viernes finaliza el plazo de presentación de enmiendas a la propuesta de modificación que los partidos del Gobierno han propuesto en la Cámara Baja. Se espera que a lo largo de la jornada ERC presente su texto que incluya también la reforma del delito de malversación. Los separatistas y Moncloa han estado toda la semana negociando un articulado de espaldas a la oposición e incluso a los propios aliados.

Esto ha provocado que tras conocerse hoy, por medios como OKDIARIO, que lo que proponía ERC con el apoyo de Pedro Sánchez evitaba la cárcel a políticos condenados como José Antonio Griñán, que una parte del PSOE se haya sublevado y haya obligado al presidente a parar los pies a ERC, que tendrá que modificar el documento antes de llevarlo al registro si quiere seguir contando con el apoyo imprescindible del PSOE y Podemos. Varios diputados socialistas han trasladado en las últimas horas a Sánchez su intención de romper la disciplina de voto y no apoyar dicha enmienda. En Podemos, tal como ha avanzado este periódico, también han comunicado a ERC que no la apoyarían en esos términos.

Fuentes del partido que lidera Oriol Junqueras reconocen, y Moncloa lo confirma, que «se está hablando» al término de este jueves para «corregir» la enmienda. «Si ERC no cede en eso, está condenada al fracaso», señalan en el Ejecutivo. Podemos, PNV, Más País, Compromís, PP, Vox y Ciudadanos, además de algunos diputados socialistas, votarían en contra de la modificación que promueven ERC y el mismo presidente del
Gobierno.

Voces conocedoras de las negociaciones explican que «la voluntad es la de llegar a un acuerdo, pero el tiempo juega en contra». Unos se juegan dejar atrás su condena judicial y otros que los Presupuestos entren en vigor en tiempo y forma. ERC aún podría provocar que el Senado devolviera al Congreso las cuentas públicas y se demorasen los plazos, obligando a la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, a prorrogar los del año pasado. De ahí, junto al de separarlo lo máximo posible del próximo periodo electoral, el interés de Pedro Sánchez de acometer ya la reforma del delito de malversación.

«La noche será larga», explican al otro lado del teléfono desde el Palacio de La Moncloa y la Plaza Sant Jaume -sede de la Presidencia de la Generalitat-. De momento, el portavoz parlamentario del PSOE, Patxi López, ha convocado una rueda de prensa de urgencia a primera hora de la mañana de este viernes en el Congreso. Él es uno de los pocos dirigentes que ha levantado la voz ante Sánchez contra la reforma.

El margen que tienen ambos partidos para dejar fuera del beneficio de la rebaja de penas a los políticos condenados por casos de corrupción ajenos al procés es escaso. Pese al compromiso de Sánchez de que «no se va a retroceder en la lucha contra la corrupción», según dijo el pasado martes, diferenciar entre unos y otros condenados es prácticamente imposible. Y de la misma manera que se podría beneficiar Junqueras, se podrían acoger a la nueva horquilla de penas Griñán y otros condenados de otras formaciones políticas, provocando una salida masiva de cargos públicos que han malversado dinero de todos los contribuyentes.

Lo último en España

Últimas noticias